La agencia Andina ha elaborado un especial multimedia sobre esta fiesta declarada Patrimonio Cultural de la Nación

El 24 de junio será más que especial para el Cusco, pues no solo es el día central de sus fiestas jubilares, sino que, después de dos años por la pandemia del covid-19, se escenificará el Inti Raymi o Fiesta del Sol con público al 100 % del aforo en la explanada de Sacsayhuamán, donde se desarrolla la ceremonia principal de 75 minutos, y que promete ser una experiencia inolvidable.

La Agencia Andina ha elaborado el especial multimedia Inti Raymi: el Sol sale para todos, en el que encontrará información de interés, videos, fotografías históricas y actuales y más sobre esta festividad declarada Patrimonio Cultural de la Nación en el 2001.

El Inti Raymi se desarrolla en sus tres escenarios habituales: templo Qorikancha, plaza de Armas y Sacsayhuamán.

Fernando Santoyo Vargas, presidente del directorio de la Empresa Municipal de Festejos del Cusco (Emufec), organizadora del Inti Raymi, reveló que la fiesta “podría convertirse en el primer producto turístico inmaterial costumbrista certificado en el mundo” en el 2024, lo que traerá grandes beneficios para Perú.
“Al ser una actividad responsable [con el planeta] estará mejor posicionada y será más valorada por el visitante que busca experiencias que tengan menor impacto en el ambiente”, aseveró en diálogo con la Agencia Andina.

En tanto, este año se aplicarán prácticas sostenibles como la prohibición de ingreso de plásticos de un solo uso y tecnopor a Sacsayhuamán.

Protocolos

Respecto a los cuidados que se adoptarán debido a la pandemia del covid-19, Santoyo señaló que solo podrán ingresar a Sacsayhuamán quienes tengan el esquema de vacunación completo.
“Estamos en un año especial y aunque seguimos en pandemia, retornamos a la presencialidad en muchas actividades como el Inti Raymi; este año podremos contar con público al 100 % del aforo en la explanada de Sacsayhuamán, la tercera locación del Inti Raymi”, comentó a la Agencia Andina.
Manifestó que el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad será la mejor forma de mostrar “nuestro respeto y cariño al Cusco”, y hacer de las fiestas jubilares, en especial el Inti Raymi, una “experiencia cultural inolvidable”.
El Inti Raymi, que en opinión del escritor cusqueño Enrique Rosas Paravicino es “la prenda más vistosa que tienen las fiestas del Cusco para mostrarle al mundo”, fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación y Acto Oficial y Principal Ceremonia Ritual de Identidad Nacional en el 2001, mediante la Ley N.° 27431.
“Hago una cordial invitación a los turistas nacionales e internacionales para que vengan al Cusco y puedan apreciar a más de 700 artistas en escena y 25,000 bailarines que transitarán por la plaza de Armas para rendir homenaje y mostrar su cariño y orgullo de ser cusqueño”, sentenció Santoyo.