El sector construcción viene reactivándose y confía en un crecimiento a doble dígito para este 2021, luego de un muy complicado 2020. Pero con el anuncio de la segunda ola de contagios de coronavirus en el país y las restricciones establecidas por el Ejecutivo, ¿se lograrán mantener las proyecciones?

Guido Valdivia, director ejecutivo de la Cámara de la Construcción (Capeco), señaló que lo que preocupa más en caso se tengan que endurecer las medidas de emergencia y confinamiento, es que se vuelva a tomar la decisión de no considerar a la construcción como una actividad esencial, como ocurrió en la primera ola en países como Honduras y Perú en la región.

“Eso es lo que nos ha costado que la caída del sector construcción, a pesar de todo, esté por encima del 17% en el año 2020. Y en el segundo trimestre del año pasado la caída haya sido de 75%. No había necesidad de hacer eso [cierre total de la actividad]”, refirió el titular del gremio construcción.

Indicó que el principal problema se refleja en los trabajadores de construcción civil que, al no encontrar empleo formal, se van a la informalidad. Por eso el empleo informal en construcción creció más de 40% el año pasado. Mientras que en una obra formal, el trabajador tiene seguridad y control sanitario riguroso, cuando trabaja en obras informales no solo no se cumplen las normas de seguridad ni de pagos, sino que además son fuentes de contagio.

Otro riesgo es que, ante el recrudecimiento de contagios y la demora de las vacunas, es probable también que las familias se restrinjan en la inversión, lo mismo que las empresas. Por ejemplo, el año pasado la venta de viviendas en Lima Metropolitana cayó 24%. Y la mitad de esa caída se debe a una reducción de ingresos. Pero la otra mitad está ligada a la expectativa. Gente que sí tenía capacidad pero que se abstuvo de invertir.

Para Valdivia, eso podía ocurrir si la pandemia se mantiene o si viene una ola más agresiva. “Y si a eso se le suma la incertidumbre política, con un entorno actual con medidas populistas que reducen la capacidad del Estado de responder a las condiciones, o se afecta el ahorro de largo plazo, o se va contra decisiones de inversión, por supuesto que afectaría. Y a eso debe sumarse que no se sabe qué pasará en el mes de abril en las elecciones”, precisó el especialista.

Bono Familiar Habitacional

Con respecto a la convocatoria lanzada el último martes por el Ministerio de Vivienda para otorgar el Bono Familiar Habitacional, Valdivia aclaró que esta medida apunta al programa Techo Propio bajo la modalidad de construcción en sitio propio.

Esta modalidad no atiende viviendas nuevas en proyectos inmobiliarios, sino que está dirigida a familias que viven en barrios marginales de las ciudades más grandes del país, en lotes propios, con títulos de propiedad otorgados por Cofopri y cuyas viviendas son construidas por pequeñas empresas constructoras.

El subsidio que ofrece el Gobierno es de S/ 38.500 y cubre el 100% de la solución habitacional. La vivienda es un módulo básico de 32 m2 o 33 m2. Cabe recordar que en el año 2020 se entregaron 43 mil subsidios bajo esta modalidad.

Estamos hablando de una inversión dirigida a un sector determinado de la población, cuyo impacto en la inversión es más limitado que en otros programas en Techo Propio para proyectos inmobiliarios y Mivivienda, porque el subsidio es el total de la inversión.

Valdivia resaltó que en el caso de Techo Propio vivienda nueva el subsidio es el 40% del valor de la vivienda y en Mivivienda no llega ni al 10%. “Evidentemente aquí se llega a una población muy afectada con condiciones de vida precarias. Y lo mínimo que podríamos aspirar es que este año se coloque la misma cantidad de subsidios que el año pasado”, apuntó.

Agregó que debería existir la misma política para todos los programas porque por el lado de Mivivienda y Techo Propio vivienda nueva los montos asignados de subsidio son mucho menores a los del año pasado. Si esto no se corrige, habrá un impacto en el empleo y la inversión de construcción tendrá menores resultados, manifestó el titular de Capeco.