Al pensar en San Valentín y sus símbolos a menudo aparece, además de los corazones, los bombones y el color rojo, la imagen de ese niño pequeño alado que lanza flechas de amor con su arco. Este personaje no es San Valentín, cuya historia podéis conocer en este artículo, sino que se trata de Cupido, el dios del deseo amoroso en la mitología romana. ¿Por qué se utiliza a este personaje cómo símbolo de esta festividad? ¿Cuál es su historia?

Origen mitológico de Cupido

San Valentín 2018: La historia de Cupido
‘Cupido con una mariposa’ pintura de William-Adolphe Bouguereau del año 1888 que representa a este ser mitológico.

Como ya se ha mencionado, Cupido es un dios de la mitología romana, o de la griega si se hace referencia a Eros. Hay varias versiones respecto a su nacimiento. Algunas historias señalan que es hijo de Venus y Vulcano, mientras que otro apuntan que podría serlo de Júpiter y Venus. Las versiones más difundidas aceptan esta última.

Según la mitología romana,  su madre, Venus, diosa del amor, le regaló el arco y las flechas con las que es capaz de causar el enamoramiento o sembrar el olvido.

En base a estas características, Cupido ha trascendido como un icono del amor en la cultura popular. Aparece como un niño pequeño desnudo con alas y flechas que lleva los ojos vendados, como una manera de representar el enamoramiento que surge sin elegirse. Este vendaje en los ojos también hace referencia a la pasión amorosa que impide ver los defectos y males del ser amado.

La influencia de la religión cristiana ha llevado a que se piense en él en como un ángel, pese a que su origen es de deidad.

En el idioma español, la palabra cupido es un sustantivo que para referirse, según la Real Academia Española a un “hombre enamoradizo y galanteador”.


https://okdiario.com/curiosidades/2018/02/08/san-valentin-2018-historia-cupido-1799501