En tanto la economía peruana no tome la velocidad que le permita generar más ingresos a los peruanos, el fondo de Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) es una salida para equilibrar los ingresos de los trabajadores que han perdido poder adquisitivo por la alta inflación, señaló a Correo el presidente de MC&F, Enrique Díaz.

Fue al comentar el próximo vencimiento del plazo (31 de diciembre) para que los trabajadores formales que tienen  una cuentra de CTS puedan retirar parcial o totalmente sus fondos.

Así, cree que el Gobierno debe evaluar una pequeña prórroga del plazo para el retiro. “Hasta que la economía se recupere por completo, hasta salir de esta época de emergencia”, agregó.

Cautela

Sin embargo, el economista pidió cautela con el manejo de esos fondos, considerando que el nivel básico de una decisión respecto de la CTS es no tocarla porque su fin es cubrir los ingresos que dejan de percibir los trabajadores formales cuando pierden el empleo.

También recomendó no especular con las CTS, haciendo movimientos financieros que puedan ser contraproducentes, de mucho riesgo.

“Por tanto, tratar de especular, sacando el dinero (de la CTS) y ponerlo en otro instrumento financiero, creo que es tomar riesgos indebidos. Además, se debe considerar que la CTS tiene mejores tasas de interés respecto de otros productos financieros”, manifestó.

Así, el economista señaló que “si está en mi posibilidad, recomiendo no hacerlo, no tocarlo, porque es el respaldo ante el desempleo”.

Ello, porque en el 2022, por la menor o nula inversión privada, puede haber menos empleos. “La CTS sirve mucho en casos de emergencia; quienes tienen sus CTS sin tocar deben considerar que no es un dinero para especular”, agregó.