Hoy en día, existen nuevas opciones de financiamiento que te permitirán recaudar la cantidad de dinero que necesites para sacar adelante tu proyecto. Si no quieres pedir un préstamo a una entidad financiera o ya recibiste la ayuda de algún familiar o amigo y no encuentras otras formas de generar ingresos; el crowdfunding es una excelente opción para ti. Se trata de una financiación colectiva, en donde, tanto los creadores, quienes buscan recaudar dinero para la realización de sus proyectos, como los usuarios, quienes demandan contenido creativo, se benefician a partir de este sistema de cooperación.

Por un lado, los creadores exponen sus proyectos en la web con el objetivo de generar intriga y lograr que los usuarios quieran financiar parte del proyecto. Por otro lado, los cofinanciadores, como se les conoce a todo aquel que aporta económicamente, no solo ayuda a financiar el proyecto, sino que reciben recompensas no monetarias, como agradecimiento personalizado en la web, hasta merchadising o regalos relacionados al proyecto o producto. Esta nueva tendencia de financiamiento busca generar un vínculo fuerte entre el creador y el usuario, así como convertirla en una herramienta eficaz para todos los emprendedores que buscan dar el siguiente paso.

¿Cómo funciona?

El creador publica su proyecto en la plataforma, en él brinda toda la información posible; desde la idea central del proyecto y su motivación, hasta el detrás de cámaras y las etapas de concepción, todo esto acompañado de textos creativos, imágenes y videos interactivos. Además, se indica el monto exacto que se necesita recaudar y el plan de recompensas, el cual está directamente relacionado con el monto que el usuario vaya a depositar. Luego, el creador tiene un plazo límite para recaudar el monto propuesto; durante ese tiempo, la idea es concentrarse en difundir lo más que se pueda la página.

Si se llega al 100% de lo solicitado, se cobra el dinero de manera inmediata y se hace la transferencia para que el creador pueda disponer de ese monto y comenzar a poner en marcha su proyecto. Una vez iniciado, se hace entrega de las recompensas a todos los cofinanciadores. Sin embargo, si el monto no llega a lo solicitado, existen dos posibilidades; si el creador apostó por la modalidad “Todo o nada”,  el dinero recaudado hasta ese momento no se cobra de las cuentas de los cofinanciadores y no se hace ninguna transferencia; pero si optó por la opción “Todo cuenta”, el creador puede hacer uso del monto recaudado hasta ese momento.

Esta modalidad de financiamiento no solo te ayuda a conseguir una inicial para tus proyectos, sino que va a permitir medir el nivel de aceptación del producto. Si llegas a recaudar el dinero solicitado es un indicador de qué el tema interesa y ya tendrás, incluso antes de comenzar a realizarlo, un público interesado en tu proyecto.


rpp

LEAVE A REPLY