Familia de variante del covid-19 ya tiene “tres hijos y un nieto”

La familia ómicron, variante del covid-19, ya tiene tres “hijos” o descendientes, uno de los cuales, la BA.2, ha sido detectada en el Perú con tres primeros casos, en un escenario donde los contagios están en bajada.

La BA.2, comúnmente llamada “la hija de ómicron”, fue hallada durante la vigilancia genómica que realiza el Instituto Nacional de Salud (INS) y es considerada “de preocupación” por su rápida capacidad de contagio. Pero ¿qué tan peligrosa puede ser?
El infectólogo del INS, Roger Araujo, recuerda que a medida que los virus se van reproduciendo sufren cambios o mutaciones. “Es como si de una madre nacieran hijos con pelo rojo y otros con ojos verdes. Cuando descienden de una misma variante, se les llama linaje. La BA.2 desciende de la variante ómicron del virus SARS-Cov-2”, explica a la agencia Andina.
Al igual que con las otras variantes, ómicron también va formando un árbol filogenético. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido hasta el momento tres descendientes: la BA.1 (la más común, hallada en distintos países), la BA.2 (encontrada ahora en Perú) y la BA.3. La primera de éstas, a su vez, ya tiene un sublinaje: la BA.1.1.
“La familia ómicron ahora tiene tres hijos y un nieto”, sostiene el experto en un intento de hacer más sencilla la explicación científica.

¿Qué se sabe de la BA.2?

Araujo señala que en la base de datos internacional donde todos los países comparten información, se ha podido observar que el linaje BA.2 no suele producir más hospitalizaciones, casos severos o más muertes.
Asimismo, sus síntomas (dolor de garganta o problemas respiratorios en la parte alta, es decir nariz y boca) son muy parecidos al ómicron.
Sin embargo, advierte, en algunos países que ya salían de la ola del ómicron, se reportó un rebrote del número de casos, lo cual prolongó la ola. “Y esos nuevos casos no fueron de la variante ómicron sino de su hija, la BA.2”. Esto ocurrió en Dinamarca, Singapur y Reino Unido.
“La conclusión es que BA.2 estaba implicada en estos nuevos casos. Hay que decir que Dinamarca, a diferencia del Perú, no se enfermó mucho, es decir la gente no tenía inmunidad previa, y además estaban en vías de relajar las restricciones por la pandemia”.

¿No vacunados con suerte?

En el Perú “la hija de ómicron” fue detectada en una madre de 91 años y su hijo de 61. Se sabe que otro miembro de la familia también tuvo la misma infección. Ninguno de ellos había recibido ninguna dosis de vacuna contra el covid-19; sin embargo, no han requerido hospitalización y son monitoreados en su domicilio, en Lima este.
Cuando le consultamos si estos casos podrían reforzar la idea de que ‘no es necesario vacunarse porque la variante ómicron es leve’, Araujo responde que “no es posible sacar conclusiones con dos o tres casos y no debemos usar la anécdota como explicación”.
“Alguien podría decir ‘no me vacuno porque la BA2 es muy leve’. Pero también podría decirse que, como dicha familia no se vacunó, le dio la enfermedad. Es decir el linaje entró en una familia de no vacunados. Siempre se puede ver los dos lados de la historia”.
El experto recalca que la advertencia de que ómicron sigue produciendo hospitalizaciones y muertes no está basada únicamente en los casos en Perú sino en cientos y miles de casos en el mundo. Por eso, añadió, la mejor protección contra ómicron y contra todos los linajes descendientes son las vacunas.

¿Debemos preocuparnos?

El experto del INS dijo que la presencia del linaje BA.2 no debe generar alarma porque no va a ocasionar más muertes u hospitalizaciones. No obstante, añade, vamos a seguir vigilando y la población debe colaborar cumpliendo con su vacunación.
“Ahora que ingresó al Perú, veremos qué ocurre. Si se esparce de manera importante, tal vez podría ocasionar un rebrote de casos pero serían como lo que hemos estado viendo: síntomas en el sistema respiratorio alto y poco porcentaje de hospitalización”.
Tras aclarar que la BA.2 no ha ocasionado olas de covid en ningún lugar hasta el momento, el infectólogo pidió a la población en general, y a los adultos mayores en particular, cumplir con su vacunación contra el covid-19.
“Ómicron es más leve que delta, pero no es completamente leve (…) Sigue siendo covid, sigue teniendo el potencial de mandarte al hospital y de ocasionar fallecimientos. Tenemos que seguir cuidándonos porque esta variante ha dado hijos y nietos y seguramente habrá biznietos y no sabemos cuáles serán sus características”.