El coronavirus ha puesto en alerta preventiva a las organizaciones frente a los posibles casos que se generen entre sus colaboradores. Por ello, es fundamental que las organizaciones en el Perú preparen algún plan de prevención.

La profesora del curso Selección y Gestión del Talento de Educación Continua de la USMP, Leydee Rosado, brinda algunos pasos que las empresas puedan seguir según sus funciones, necesidades y áreas.

1. Informar. Es necesario que los trabajadores conozcan la naturaleza del virus, los síntomas y sus medidas de prevención.

2. Adoptar medidas. Las organizaciones deben adoptar las recomendaciones de las autoridades sanitarias, asegurar que se cumplan con los protocolos regulares de limpieza y poner a disposición de los empleados material para el control de la infección.

3. Trabajo desde casa. Evaluar qué puestos pueden realizar su trabajo desde la casa. Se deben dar las facilidades y asegurar que estas personas tengan las herramientas necesarias para realizar su trabajo a distancia.

4. La operación. ¿Qué puede suspenderse y qué debe seguir operando? Aquí se deben evaluar proyectos y funciones cuya suspensión no implique efectos negativos severos. Lo no indispensable debe parar, en particular lo que implica desplazamientos o viajes.

5. Casos graves: El escenario más duro sería en caso de que los trabajadores se enfermen. Se debe definir un plan de apoyo a las personas y divulgarlo. Es importante que los empleados se sientan apoyados por sus empleadores.

6. Ayudar a la familia. Por último, realizar una lluvia de ideas sobre cómo la empresa podía ayudar a sus empleados y a los familiares de estos.

Las empresas industriales son las que tendrán más dificultades debido a que no pueden operar sin gente in situ.