En descenso. Luego de 95 semanas, indicadores son semejantes a los del inicio de la primera ola, señala analista de datos Juan Carbajal.

A la fecha hay menos de 800 pacientes con COVID-19 ocupando las camas UCI del sistema hospitalario.

Este indicador está en descenso y se asemeja a las cifras de la segunda semana de mayo del 2020. Es decir, cuando en el país se iniciaba la primera ola.

El analista de datos Juan Carbajal refiere que la ocupación de camas UCI es de 779, según los reportes de Susalud, y para llegar a este número se tuvo que esperar 95 semanas.

“En este momento hay 1.680 camas UCI instaladas en el país, y de esa cifra 779 están ocupadas y hay 901 disponibles, eso quiere decir que el 46% de estas están siendo usadas. En estos momentos, hay más disponibilidad de camas”, explicó a La República.

Y si bien es cierto que la ocupación en UCI en algunas regiones supera el 60%, como en Áncash con 69%, Cusco con 67%, Arequipa (61%) y Callao (61%), lo concreto es que en estas cuatro regiones y en el resto del país la demanda está en descenso.

Carbajal resalta que a nivel nacional, tanto en hospitalización —que tiene 16% de ocupación— como en UCI, se están alcanzando los valores más bajos de esta tercera ola, incluso mucho menores que las cifras que había al final de la primera y segunda ola.

“En hospitalización estamos con cifras similares a las de inicio de abril del 2020 y con respecto a UCI las cifras son similares a las de mediados de mayo de ese año”.

Y con respecto a los contagios a nivel nacional, hemos llegado a cifras similares a las de inicio de la tercera ola. Esto se está dando en los últimos tres días.

En tanto, el director ejecutivo de vigilancia en Salud Pública del CDC-Minsa, César Munayco, precisó que en marzo o máximo a mediados de abril vamos a entrar a un número bajo de casos.

Sin embargo, resaltó que es importante colocarse la tercera dosis y seguir con la inmunización de niños de 5 a 11, en la que hay una gran brecha por cubrir.

Según Munayco, cuando veamos de modo consecutivo, de 3 a 4 semanas, que los valores son similares a los del inicio de la tercera ola, ya estaríamos dando por concluido este último brote.

El experto resalta que la pandemia todavía no ha acabado. “Lo más probable es que este año o el siguiente ya debemos estar entrando a la fase endémica. Estamos en la etapa de transición”.

Cuando el 75% de la población tenga las 3 dosis de la vacuna se podrían flexibilizar algunas medidas restrictivas, dijo.

En esa línea, Munayco resaltó que el objetivo de llegar al 75% es cercar al virus y que este no tenga la oportunidad de replicarse y así no afrontar un nuevo repunte de casos. “Por ello es importante que la población entienda que la vacunación es clave para ir hacia una normalidad”.

Si bien la tercera ola está por llegar a su fin, falta que las muertes por el virus alcancen los valores mínimos. “El indicador de fallecidos es el más lento. A fines de marzo también se llegaría a valores similares de los de octubre o noviembre, cuando el promedio era de 40 por día. Actualmente estamos en 80″, precisó Carbajal.

Infografía - La República