Chile, una nación con casi 19 millones de habitantes, es el país de América Latina que ha implementado su campaña de inmunización contra el coronavirus a mayor velocidad y ahora también se ubica entre los primeros dos países del mundo en haber vacunado un mayor porcentaje de su población.

Casi 6 millones de personas en ese país, lo que representa el 32 % de sus habitantes, han recibido las dos dosis de la vacuna desarrollada por las farmacéuticas Sinovac o Pfizer.

Lo anterior quiere decir que Chile solamente es superado por Israel (58 %) cuando se tiene el cuenta el número de personas vacunadas respecto a la cantidad de habitantes que tienen.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud de Chile, además de las 6 millones de personas que ya han recibido ambas dosis, hay otros 8 millones de chilenos que ya recibieron la primera dosis y que recibirán la segunda en los próximos días, con lo que el número total de personas que ya hacen parte de la campaña de vacunación asciende a 14.324.489.

Los índices de vacunación, que en el caso chileno comenzaron en febrero del presente año, evidencian que el rápido proceso de vacunación en Chile supera al de otros países como Baréin (30,6 %), Estados Unidos (28,7 %) y Reino Unido (19 %).

Entre tanto, se conoció que en el país latinoamericano se han suministrado 12.297.995 vacunas de Sinovac, mientras que las dosis de Pfizer han sido 2.026.494.

El pasado martes, por ejemplo, 41.261 personas recibieron la primera dosis en territorio chileno, mientras que 147.769 habitantes recibieron la segunda dosis correspondiente, al tiempo en el que las autoridades del país discuten si se implementará el uso de un “pasaporte” especial para identificar a los ciudadanos que ya fueron vacunados.

“Todas las situaciones factibles sí las estamos analizando”, reconoció la subsecretaria de Salud de Chile, Paula Daza, en declaraciones citadas por Infobae en las que también explicó que dicho pasaporte de vacunación serviría para flexibilizar las restricciones a las personas vacunadas, por ejemplo, a la hora de asistir a restaurantes, eventos masivos o escenarios deportivos.

El ministro de Salud en Chile, Enrique Paris, afirmó que si bien el plan de vacunación ha avanzado con celeridad, “el llamado a la ciudadanía es a seguir manteniendo las medidas de autocuidado” para evitar nuevos picos de contagio en el territorio. “No tenemos que bajar los brazos”, concluyó el ministro.

Israel: al borde de la inmunidad colectiva

Mientras la pandemia de coronavirus está atravesando un “punto crítico” en muchos países del mundo ante el aumento exponencial de contagios, según recientes reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Israel parece estar cada vez más cerca de alcanzar la inmunidad colectiva o inmunidad de rebaño.

Gracias a la campaña de vacunación, los israelíes en los últimos días han reportado los números más bajos de contagios y muertos desde que se inició la pandemia. Esta semana el país tuvo un día en el que detectó solo 38 casos de contagio de la covid-19, según el Ministerio de Salud.

Desde hace un año los israelíes no podían salir de casa sin mascarilla. Sin embargo, hace una semana que dejaron de tener que llevarla en el exterior, lo que podría ser indicio de una primera “victoria” contra el coronavirus en el país, como recoge la agencia AFP.

“Las mascarillas están hechas para protegernos de la pandemia del coronavirus. Pero como los expertos han concluido que la mascarilla ya no era necesaria al aire libre, he decidido levantar (la obligación de llevar) mascarilla”, indicó el ministro de Salud, Yuli Edelstein, en un comunicado.

“La tasa de infección es muy baja en Israel gracias al éxito de la campaña de vacunación, así que es posible suavizar las medidas”, concluyó el funcionario.