Según el estudio “Perfil del Emprendedor Peruano del Bicentenario” realizado por Ipsos en el 2021, el 60% de los emprendedores en el país son mujeres.

Hoy, son más las mujeres que se animan a seguir alcanzando sus metas, abriéndose paso en el mundo del emprendimiento y creando desde cero el negocio de sus sueños. Según el estudio “Perfil del Emprendedor Peruano del Bicentenario” realizado por Ipsos en el 2021, el 60% de los emprendedores en el país son mujeres.

Una de ellas es Shirley Herrera, madre soltera que, gracias al programa Mujeres Imparables, impulsado por AFP Integra en alianza con Compartamos Financiera e Ikigai Laboratorio Social, supo potenciar su emprendimiento “Cattering y eventos Juliette”. El programa le brindó capacitaciones y asistencia técnica gratuita para ayudarla a potenciar su negocio y mejorar su situación económica. Hoy, nos comparte tres retos que tuvo que enfrentar y de qué manera logró superarlos con éxito:

  • Acceso a financiamiento: Para muchas mujeres, existe una serie de barreras que no les permiten seguir creciendo. Sin embargo, Mujeres Imparables le permitió a Shirley ganar independencia financiera y sacar adelante su negocio. “El programa me ayudó a conseguir el capital necesario para invertir en mi negocio y lograr que siga creciendo”, cuenta Shirley. “Es un proceso: uno empieza desde abajo y va ganando poco a poco. Siempre le digo a mis hijos que nunca se rindan, no hay nada imposible”, agrega la emprendedora.
  • Balance entre los proyectos laborales y la familia: Producto de estereotipos y expectativas sociales, sigue resultando complicado para muchas mujeres mantener un equilibrio entre la familia y los proyectos personales, llevando a la decisión de priorizar uno y otro. Para Shirley, sin embargo, su familia fue su principal motivación: “Es cuestión de organizarse. Gracias al programa comprendí la importancia de tener un plan de trabajo para cumplir mis metas y sacar adelante a mí y a mis hijos. Hoy me doy tiempo para mis metas personales y para estar con mi familia”, señala Shirley Herrera.
  • Confianza en las propias habilidades: Este es quizás uno de los mayores retos que enfrentan las emprendedoras hoy en día, ya sea por miedo al fracaso o por poco acceso a educación en ciertos aspectos relacionados al negocio. “Es fundamental confiar en una misma y no dejar que las inseguridades nos desmotiven. Creo que el estar virtualmente acompañada de otras emprendedoras me dio la motivación necesaria. Además, las capacitaciones del programa me permitieron desarrollar conocimientos en marketing, administración y tributación, entre otros rubros de los que no tenía ningún conocimiento y que ciertamente me han ayudado a despegar mi negocio”, cuenta la emprendedora.

Así como Shirley, existen más de 700 mujeres que, gracias a Mujeres Imparables, están ganando liderazgo e independencia financiera.