La Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso aprobó por insistencia la “Ley que protege de la usura a los consumidores de los servicios financieros”. La mencionada ley propone que la BCR establezca topes máximos cada 6 meses.

La autógrafa de la “Ley que protege de la usura a los consumidores de los servicios financieros” fue aprobada por insistencia el 20 de febrero de 2021 por la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso. La autógrafa había sido observada por el Poder Ejecutivo, por ende, tuvo que regresar a la Comisión de Defensa del Consumidor, pero fue aprobada por insistencia.

Así, según la autógrafa, el Banco Central de Reserva (BCR) será el encargado de fijar las tasas de interés máximos y mínimos cada 6 meses. Dicha potestad es excepcional con la norma vigente, pero con la autógrafa sería obligatoria. Asimismo, la autógrafa señala que la tasa de interés máxima solo se aplicará para los créditos de consumo, créditos de consumo de bajo monto – menos de 2 UIT-, y  crédito para pequeñas y microempresas.

De no cumplirse con las tasas máximas establecidas por el BCR, las entidades financieras serán sancionadas por el delito de usura por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS). Además, las entidades deben presentar una alternativa más de seguro de desgravamen con rescate o devolución. También se debe agregar que no procederá el cobro de la comisión de interplaza, según lo afirmado por la autógrafa.

¿Por qué fue aprobada por insistencia? 

La Comisión decidió aprobarla por considerar que la libre competencia no es un principio ilimitado y que puede restringirse ante la necesidad de satisfacer otros derechos. Asimismo, difiere con las observaciones del Ejecutivo en relación a la experiencia comparada con Chile y Colombia. Esto debido a que en el caso peruano será la BCR la encargada de fijar el tope máximo de tasa de interés. Por último, señalaron que no existe argumento para el cobro de comisiones por interplaza.