La medida adoptada por el Ministerio del Ambiente debe ir acompañada de un plan de contingencia que garantice el normal desarrollo, precio y oportunidad en el suministro, sin generar perjuicio a la ciudadanía, señaló el gremio.

La Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) y sus gremios asociados de la pequeña, mediana y gran empresa invocaron al Gobierno a garantizar el abastecimiento de combustible en el país tras disponerse la paralización de las actividades de carga y descarga de hidrocarburos de Repsol, a raíz del derrame de petróleo provocado por la Refinería La Pampilla.

Según el gremio empresarial, la Refinería La Pampilla abastece al 40% del mercado peruano de combustible.

Por lo tanto, la medida adoptada por el Ministerio del Ambiente debe ir acompañada de un plan de contingencia que garantice el normal desarrollo, precio y oportunidad en el suministro, sin generar perjuicio a la ciudadanía”, señaló en un comunicado.

En ese sentido, Confiep exhortó a la empresa Repsol a tomar las medidas de seguridad necesarias para evitar más derrames y presentar un plan de trabajo para culminar las acciones de limpieza en las playas lo más pronto posible, así como la atención a las comunidades afectadas.

Reconocemos y compartimos plenamente la necesidad de proteger el medio ambiente y remediar el daño producido al ecosistema. Por ello, esperamos que tanto la empresa Repsol como las autoridades competentes logren llegar a una pronta solución ante los efectos generados por el derrame de petróleo del pasado 15 de enero, sin afectar las actividades y la economía de los peruanos”, mencionó.