El dólar estadounidense se acercó a un máximo de un año frente a los principales pares, lo que encareció los metales.

Los precios del cobre cedieron en las operaciones del martes 5 de octubre debido a un dólar más fuerte antes de la publicación de los datos clave de la nómina estadounidense a finales de esta semana y de las persistentes preocupaciones sobre el destino de la empresa de China, Evergrande.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) perdió un 1,8% a 9.084 dólares la tonelada en las operaciones oficiales.

En tanto, las existencias de cobre bajo garantía en los almacenes registrados en la LME, que están disponibles para el mercado, se han reducido a más de la mitad desde mediados de agosto, alcanzando las 100.250 toneladas.

Esto, mientras que los precios del oro bajaron ante la presión por las ganancias del billete verde luego de que algunos inversionistas buscaran refugio en la moneda estadounidense de una venta masiva en el mercado de valores impulsada por preocupaciones sobre el alza de los precios de la energía.

El metal dorado al contado bajó un 0,7% a 1.756,49 dólares la onza. Los futuros del oro de EE. UU. perdieron un 0,6% a US$ 1,757.20.

“Es otro día de negociación frustrante para el mercado del oro”, centrándose en los desarrollos habituales a corto plazo, como las ganancias en el dólar y los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE. UU., “mientras se ignora una crisis energética en desarrollo que está impulsando una narrativa de crecimiento negativo”, dijo el analista de Saxo Bank, Ole Hansen, a Reuters.

Con información de Reuters.