Los diversos trámites que debían realizar los empresarios para que sus empresas estén autorizadas de volver a operar ha sido un obstáculo de cara a la reactivación económica, así lo indicó a La República el integrante del Grupo de Trabajo Multisectorial para la Reanudación de las Actividades Económicas, Miguel Vega Alvear.Ante ello, el representante del sector privado en el mencionado comité, indicó que en la sesión que se realizó el pasado lunes, se acordó por unanimidad reducir los trámites para que las empresas puedan reanudar sus operaciones. Esto debido a que el proceso es muy tedioso y puede tardar hasta 15 días recibir la autorización del Gobierno.
 

“El gran problema fue que todo este proceso de requisito previo de autorización para poder trabajar no podía tardar como tal, se está asfixiando la economía, hemos perdido 15 días de trámites por pedir permisos previos, un proceso que ha tenido siete etapas para llegar a obtener la resolución respectiva. Es por eso que solo menos del 10% lograron obtener sus autorizaciones”, aseveró Vega.

Según explicó a este medio, la propuesta del Grupo de Trabajo es que las siete fases sean reemplazadas por una declaración jurada al Sistema Integrado para Covid-19 (SICOVID), lo cual permitirá que la fase 2 sea mucho más rápida que la primera.

“Ese documento es el certificado sanitario estándar y basta que la empresa lo presente para con ello manifestar su adhesión al mismo y poder trabajar, eso es lo que se ha acordado en la comisión. Tanto para lo que estaba pendiente de la fase 1, como para lo nuevo de la fase 2”, sentenció Vega Alvear.

En esa línea, agregó que dicha propuesta aún debe ser aprobada por el Consejo de Ministros, el cual hoy se encuentra sesionando.