El libreto del congresista Yonhy Lescano, de Acción Popular (AP), ayer en la Comisión de Ética, fue el mismo que ha repetido en los últimos días. Según él, detrás de su denuncia por acoso sexual a una periodista, hay un complot fujiaprista.

Sin embargo, las falencias de su defensa quedaron al descubierto. Durante el debate en Ética, que aprobó por unanimidad abrirle investigación, Mauricio Mulder aseguró que él mintió al decir que fue la agraviada quien inició el diálogo de connotación sexual.

Los chats que la comunicadora entregó al Congreso, y que los miembros del mencionado grupo de trabajo ahora tienen en sus manos, dicen lo contrario: fue Lescano, a las 12:23 a.m., quien saluda a la periodista con un “hola”. Ella, cinco minutos después, le respondió “hola amigo”.

El 2 de marzo, en Canal N, el legislador dijo lo contrario: “En la conversación sacada por el periodista, comienza la conversación ella, ¿entonces dónde está el acoso?”.

El 3 de marzo, en RPP, fue más enfático: “Supongamos, en el supuesto negado, que yo lo envié. ¿Quién comienza la conversación a las 12 de la noche, yo o la señora? La señora comienza la conversación, con confianza, una larga conversación. ¿Al acosador lo llamarías a las 12 de la noche?”.

En diálogo con Perú21,Lescano señaló que él no escribió eso y reiteró que fueron terceras personas. “Yo no conversé eso con la señora”, manifestó.

En el debate, el parlamentario siguió dando vueltas sobre lo mismo e insistió en que no cometió acoso contra nadie. También restó crédito a la denuncia calificando el hecho como un sicosocial. “No hay infracción, solo amistad con esta persona. Yo no he acosado a nadie, solo era una conversación de adultos”, insistió.

Motivos de investigación

La sesión en Ética tuvo momentos acalorados. Mulder calificó de “depredador sexual” a Lescano. “Que ella sea tu amiga no te da derecho a decirle ‘golosa’, todas tus conversaciones son de carácter sexual y ella en ninguna parte habla en el mismo tono que tú. Enfermo”, le dijo.

A su turno, Lescano recordó que sobre el aprista pesa una denuncia por presuntamente haber contratado a trabajadores fantasmas. Mulder le refutó que eso era un invento suyo.

Por su parte, Eloy Narváez (APP), secretario de Ética, refirió que todos los parlamentarios tienen que asumir su responsabilidad. “Acá Lescano siente que no se le garantiza el debido proceso, pero no es así”, añadió.

Hernando Cevallos (FA), vicepresidente del grupo, resaltó que este caso tiene que verse en el marco de lo que espera la población que suceda. “Que se haga la investigación, pero sin ningún tinte político”, dijo.

Milagros Salazar (FP) lamentó la defensa de Lescano de responsabilizar a otros. “Son sus conversaciones y trata de venderse como abanderado de defensor de las mujeres”, subrayó.