Quizás para muchas personas, el hecho de trabajar desde sus propias casas es lo mejor que les puede pasar; sin embargo, al estar en el lugar donde comparten tiempo con su familia y sus amigos les es complicado concentrarse y ser más productivos.

Si es de aquellos que tiene la fortuna del home office , pero sus niveles de rendimiento han disminuido por diversos factores, no se preocupe, el portal Entrepreneur publicó cinco trucos que lo ayudarán a mantenerse activo y sobre todo concentrado durante su jornada laboral.

1. Código de vestimenta

Un estudio de Journal of Experimental Social Pschycology encontró que toda la ropa tiene un significado simbólico; es decir, aunque no vaya a la oficina, debe cambiarse y no laborar en pijama. Por el contrario, vista ciertas prendas para adoptar comportamientos asociados a su puesto.

De acuerdo a la investigación, si usa ropa asociada al éxito, independientemente de si es formal o informal, su estado mental cambiará y será más productivo en lo que realice.

2. Espacio verde

Si las oficinas y los espacios de la casa asignados para trabajar tienen una planta, el nivel de productividad se incrementará en 15%, según un estudio publicado en Science Daily.

Por ello, se recomienda colocar una en el escritorio, pues además de lograr que sienta mayor satisfacción laboral, lo mantendrá concentrado en su trabajo y mejorará la calidad del aire.

3. Música para concentrarte

Escuchar música ayuda a liberar dopamina en el cerebro haciendo que se reduzca el estrés y a sentir mayor motivación y felicidad al momento de hacer alguna actividad.

Un artículo de Melissa Chu, publicado en Medium, señala que la música clásica o de soundtrucks son las mejores para mejorar el humor y la concentración.

4. Distracciones no, descansos sí

Los smartphones son los mayores distractores de los trabajadores y más si laboran desde sus casas. Tener un autocontrol sobre ellos será muy beneficioso, ya que logrará descansar plenamente para retomar sus actividades de manera recargada. Caminar un momento, leer un capítulo de su novela favorita o ver un par de videos en YouTube despejarán su mente.

Meg Selig escribió en Psychology Today: “la atención prolongada a una sola tarea disminuye el desempeño. Trabajar durante largos periodos de tiempo sin descansos genera estrés y cansancio. Tomar pausas refresca la mente, recarga tus recursos mentales y te ayuda a ser más creativo”.

5. Manténgase calientito

5. Manténgase calientito

Según un estudio realizado por la Universidad de Cornell, si mantiene el espacio donde trabaja a una temperatura de 25 °C, cometerá menos errores y será más productivo.

La recomendación que dan es: “subir la calefacción durante el invierno y bajar el aire acondicionado en el verano para que el cuerpo destine menos energía a mantenerse caliente y pueda destinarla a concentrarte en el trabajo que tienes delante”.