En Perú, la iniciativa tiene previsto pagar este año a casi 1,000 productores de café y espera llegar a los 5,000 para el año 2025 a través del proyecto Amazonia Connect que tiene como socio estratégico a Usaid.

Por primera vez los pequeños productores peruanos podrán vender bonos de carbono a grandes corporaciones, así lo anunció Max Berkelmans, consultor empresarial financiero de Rabobank, banco neerlandés que, junto a la organización Solidaridad, presentaron la plataforma Acorn, un programa que habilita el acceso de los pequeños caficultores al mercado de bonos de carbono.

Acorn (Agroforestería para la Captura de Carbono y Restauración de la Naturaleza, por sus siglas en inglés) fue lanzado con la idea de atender la demanda del mercado de bonos de carbono basados en la naturaleza. En alianza con Solidaridad, la iniciativa fue presentada durante un evento el pasado viernes con líderes del sector y se indicó que inicialmente se va a llegar a más de cinco mil productores cafetaleros, asistiéndolos en prácticas agroforestales.

Este esfuerzo busca, además, ser un gran aporte para la reducción de la deforestación en la región San Martín en concordancia con la mejora de la producción y calidad de su café.

Cabe mencionar, que Perú es el sexto país en el mundo con mayor superficie de bosques naturales y con alto potencial de mitigación del cambio climático, pero, a la vez, es de los más vulnerables a este fenómeno, peligrando su seguridad alimentaria.

Avance del proyecto

La iniciativa tiene previsto pagar este año a casi 1,000 productores de café y espera llegar a los 5,000 para el año 2025 a través del proyecto Amazonia Connect que tiene como socio estratégico a Usaid. El proyecto con Usaid se desarrollará en la región de San Martín donde se viene trabajando con 11 asociaciones caficultoras.

“Para mí es una oportunidad para llegar a más mercados y crecer con mi familia. Nos sentimos felices de contar con esta facilidad que nos brinda la plataforma para proteger nuestros bosques y producir más”, comenta Eusebia López, productora del centro poblado San José del Altomayo, invitada al evento, quien compartió su testimonio como beneficiaria de Acorn.