La nieve impedía la vista de los conductores, quienes llegaban a toda velocidad para encontrarse con tráileres y autos particulares. Tras la colisión, 24 personas fueron llevadas al hospital.

Un masivo choque automovilístico de 80 vehículos dejó al menos seis fallecidos y decenas de heridos en una carretera del estado de Pensilvania, al noreste de Estados Unidos, durante una tormenta de nieve que azota al país norteamericano, informó este miércoles 30 de marzo la Policía.

El fatídico accidente se registro el lunes pasado a horas de la mañana, y en primera instancia solo se habían reportado tres decesos; no obstante, la Policía local del poblado de Frackville incrementó la cifra hoy, según reveló el periódico San Diego Union Tribute.

Hubo seis fatalidades en este choque. Divulgaremos las identidades de las víctimas una vez sean notificados los familiares”, indicaron las autoridades en un comunicado.

El choque en la autopista del Condado Pottsville, en la carretera Interestatal 81, entre las salidas 107 y 119, ocurrió alrededor de las 10.30 a. m. (hora local) e involucró a 39 vehículos comerciales y 41 vehículos de pasajeros, sumando un total de 80.

Tras el incidente, al menos 24 personas fueron trasladadas de emergencia al centro médico. La intensa nevada impedía la vista de los conductores, quienes llegaban a toda velocidad para impactar con tráileres, camiones y vehículos particulares.

Una grabación difundida en las redes sociales muestra dos camiones de carga pesada chocando uno tras de otro, mientras que un tercer vehículo consigue esquivarlo para salirse de la carretera. Otro camión se prende fuego y arroja un denso humo negro.

Las cuadrillas de rescate tuvieron que ir de vehículo en vehículo para asegurarse de que no había restos humanos adentro. Foto: WBRE / WYOU
Las cuadrillas de rescate tuvieron que ir de vehículo en vehículo para asegurarse de que no había restos humanos adentro. Foto: WBRE / WYOU

La Policía de Pensilvania comunicó que un camión cisterna estaba en llamas, mientras que otro video mostraba a los equipos de bomberos trabajando en la extinción del fuego del choque.

Algunos coches resultaron tan calcinados que prácticamente se fundieron con el pavimento, lo que complicó las tareas de limpieza. Las cuadrillas de rescate tuvieron que ir de vehículo en vehículo para asegurarse de que no había restos humanos adentro, detalló San Diego Union Tribute.