El ex primer ministro César Villanueva dejó este lunes la carceleta de la Prefectura de Lima, donde cumplía con una orden de detención preliminar, y fue trasladado de emergencia a una clínica de Jesús María.

Según informó Perú 21, el también ex gobernador regional de San Martín se sintió mal y pidió ser trasladado a un establecimiento de salud, solicitud que fue atendida de inmediato por el personal de la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac).

Para este lunes se tenía previsto que Villanueva Arévalo declare ante el fiscal Jesús Fernández en el marco de la investigación en su contra por el presunto delito de tráfico de influencias agravado.

Como parte del referido caso, el excongresista de Alianza para el Progreso fue detenido el último martes 26 de noviembre en Los Olivos, junto a dos fiscales de Lima Norte y un empresario, a quienes contactó para que lo ayuden con la investigación en su contra por presuntas transferencias de Odebrecht.

De acuerdo a la tesis del Ministerio Público, César Villanueva habría recurrido, a través del empresario José Santistebán Zurita, al fiscal superior Alberto Orlando Rossel Alvarado, quien, junto al fiscal Ronald Chafloque, contactaron con el ahora exfiscal adjunto del Equipo Especial Lava Jato Alexander Taboada Guardián.

Villanueva también es investigado por el contrato de la obra vial San José de Sisa, proyecto que fue firmado con la constructora brasileña Odebrecht, que tuvo un presupuesto inicial de 100 021 674 soles, pero que terminó costando 129 0