Sesenta años después de haber escrito una primera versión, el reconocido dramaturgo y director peruano Alonso Alegría estrena Cavando en la Arena el próximo siete de julio en el teatro del Centro Cultural Ricardo Palma.

La obra transcurre en el interior de una huaca costeña, y habla de hallazgos, de pishtacos y del mito del Incarri. La temporada cuenta con un elenco integrado por Carlos Mesta, Stephany Orué, Leonardo Torres Vilar y Ricardo Velásquez en una producción de Carolina Silva Santisteban para la Asociación Cultural Vodevil.

Cavando en la Arena cuenta cómo un importantísimo hallazgo arqueológico desata las ilusiones, pasiones y miedos de cuatro personajes como Remigio (Ricardo Velásquez), huaquero que descubre un fardo que contiene la cabeza del mítico Incarri vaciada en oro, Enrique (Carlos Mesta), arqueólogo y perseguido político quien considera que el uso del descubrimiento debe ser únicamente arqueológico; Carlos Gunther (Leonardo Torres Vilar), un coleccionista multibillonario dueño de la ruina y con vocación de arqueólogo, y Clemencia (Stephany Orúe), una chamana que proclama la verdad: que cuando la momia del Incarri se reúna con su cabeza, el Incarri revivirá y mandará que el mundo dé vuelta.

En cuanto se descubre la cabeza en la Costa, cientos de miles, y un millón de campesinos comienzan creyentes de esta antigua creencia, comienzan a traer el fardo en andas desde la Sierra.

La acción se desarrolla en el centro de una huaca inmensísima donde un pasadizo secreto abre las puertas de un universo misterioso en el que conviven el tiempo, la magia y la sabiduría ancestral.

Los personajes entran en conflicto acerca del destino del tesoro, mientras un millón de indígenas se moviliza para unir la momia del Incarri con su cabeza de oro. La presencia de la cosmovisión andina frente a otras miradas; el suspenso, la emoción que viven los personajes alucinados por el descubrimiento, la ritualidad, el sincretismo y las claves de la obra nos llevan a la reflexión sobre el Perú actual y la esperanza en un futuro mejor para todos.

Cavando en la Arena es una obra añeja que de pronto da a luz una versión actual y pertinente. El autor recuerda la vivencia que podría ser el origen inconsciente de esta pieza: el terror que sintió cuando se perdió de niño en la inmensa ruina de Chan-Chan, en Trujillo, la tierra de sus mayores.

“Escribí una primera versión en inglés el año 64, a los 24 añitos, en el primer curso de dramaturgia de John Gassner en la Escuela de Teatro de la Universidad de Yale. Creo que se llamó Remigio el huaquero, pero la versión en inglés pasó a titularse Digging in the Sand (Cavando en la arena). El buen resultado en Yale me hizo mandarle a mi madre una copia del original en inglés, sólo para compartir. Pero entre ella y Ciro, mi hermano mayor, escribieron una traducción, y a mis espaldas la concursaron al anual Premio Nacional de Teatro. La obra ganó ese premio el año 65, en empate con El rabdomante, de Sebastián Salazar Bondy”, señala Alonso Alegría.

En 2021, Alegría intuyó cómo escribir la versión definitiva de la obra. “Me pareció importante, porque la nueva obra recoge un sentimiento histórico que se ha repetido muchas veces en el Perú, creando una ilusión generalizada de que puede haber un cambio en la sociedad”, comenta el autor y director.

Para la productora Carolina Silva Santisteban, la obra habla de ideas que los peruanos necesitamos escuchar para despertar; ideas sobre la importancia de respetar, conocer y amar nuestros orígenes, nuestra diversidad y diferentes culturas. “Es una forma de decirle al Perú cómo es que podríamos reducir la brecha de las desigualdades si trabajáramos juntos, como en algún momento lo hicieron nuestros ancestros”.

Cavando en la Arena va del 7 de julio al 14 de agosto, de jueves a domingos a las 8 p.m. en el Teatro del CC Ricardo Palma en Miraflores. Entradas disponibles en: https://www.joinnus.com/events/theater/lima-cavando-en-la-arena-48667