Percy Gómez Benavides
Jurista

La expectativa se entiende porque se trata de un delito clave en la lucha contra la corrupción, que debe ser adecuadamente tipificado y sancionado, ya que de por medio están procesos penales que involucran actos delictivos de ex autoridades públicas.

La Nación espera de sus instituciones una ilustración clara y precisa sobre lo que significa la casación y el precedente vinculante, y en este contexto tenemos que llamar la atención sobre el silencio de las universidades y facultades de Derecho, que tienen el deber de emitir una opinión académica y constructiva sobre el tema.

En el derecho se admite que el recurso de casación es un medio de impugnación de carácter extraordinario y sustentado en una presunta ilegalidad en el procedimiento desarrollado por el juez o sobre la violación de las garantías constitucionales.

El exceso de poder o la falta de fundamento jurídico, que también lo entendemos como la ausencia de motivación, puede generar en los jueces responsabilidades de tipo administrativo, civil y penal.

En tanto, el precedente vinculante está considerado en el derecho anglosajón y surgió en Inglaterra, contribuyendo a edificar lo que más adelante se llamaría el Common Law, con una evolución constante en el tiempo.

El precedente judicial fija una posición a un caso concreto, que se extiende a los casos similares que se produzcan después y con el carácter obligatorio, al disponer que su origen y contenido son vinculantes.

Muchos opinan que las casaciones, los acuerdos plenarios y las sentencias del Tribunal Constitucional reducen la independencia del juez; empero, la Ley Orgánica del Poder Judicial le permite a este el ‘apartamiento justificado’ del pronunciamiento vinculante, pero pocos magistrados lo hacen.

El artículo 205 de la Constitución del Estado faculta a quien se considere lesionado en los derechos que la Constitución reconoce, una vez agotada la jurisdicción interna, recurrir a los tribunales y organismos internacionales para seguir defendiendo su derecho.

Es probable que el Consejo Nacional de la Magistratura también emita un pronunciamiento orientador; mientras tanto, recordemos al gran Cicerón que decía: “La principal ventaja de la justicia y de la buena fe es hacer inútil la fuerza”.


LEAVE A REPLY