El concesionario del Tramo 2 de IIRSA Centro solo ha presentado 13 de 57 expedientes técnicos relacionados a puntos críticos identificados entre el 2015 al 2017.

La Contraloría General alertó al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) el riesgo de seguridad existente para los usuarios y la transitabilidad vial en la Carretera Central ya que se encuentra pendiente la ejecución de obras de puntos críticos identificados en la vía.

Según la institución, existe un incumplimiento en 57 puntos críticos del Tramo 2 de la carretera IIRSA Centro (Puente Ricardo Palma – La Oroya – Huancayo y desde La Oroya hasta el desvió Cerro de Pasco) por parte de Sociedad Desarrollo Vial de los Andes S.A.C. (Deviandes).

Petroperú reinicia el transporte de hidrocarburos por el Oleoducto Norperuano

El tramo mencionado es una vía concesionada por el MTC (concedente) desde el 27 de setiembre de 2010, por un plazo de 25 años, con una inversión referencial de US$ 153′684,015 (incluido IGV) para la ejecución de obras de infraestructura y conservación de 377 kilómetros de vía.

De acuerdo al Informe de Control Concurrente N° 29202-2021-CG/APP-SCC (Periodo de evaluación del 27 de octubre al 15 de noviembre de 2021), el concesionario incumplió con la presentación de los expedientes técnicos para la ejecución de obras en las zonas de la carretera identificadas como puntos críticos, conforme a los plazos y condiciones establecidas en el Acta de Trato Directo de junio de 2015, en la ruta que va desde el puente Ricardo Palma, La Oroya, Huancayo, y desde La Oroya hasta el desvío hacia Cerro de Pasco.

Se denomina “punto crítico” a la zona de la carretera que amerita una intervención prioritaria por presentar riesgo de hundimientos, inundaciones, derrumbes de taludes inestables por la presencia de lluvias, entre otros, que podrían ocasionar desprendimiento de masa en la infraestructura vial.

A octubre de 2021, de 57 puntos críticos identificados por el concesionario durante los años 2015, 2016 y 2017 solo ha presentado 13 expedientes técnicos quedando pendiente la presentación de 44. Asimismo, de los 13 expedientes técnicos presentados, solamente uno ha sido ejecutado. El MTC, por su parte, no culmina de evaluar y aprobar los 12 expedientes técnicos restantes, habiendo transcurrido aproximadamente entre 4 y 6 años desde su presentación. Adicional a ello, en los años 2018, 2019, 2020 y 2021, el concesionario no ha presentado expedientes técnicos para atender los puntos críticos existentes en la vía.

De acuerdo al Contrato de Concesión, el concesionario deberá plantear las reparaciones más adecuadas en las zonas o sectores de la carretera que identifique como puntos críticos. También deberá considerar las otras reparaciones relacionadas con trabajos de prevención de emergencias en puntos vulnerables, con el propósito de asegurar los niveles de servicio exigidos.

Asimismo, se advirtió que el MTC no ha realizado oportunamente el saneamiento físico legal de la estación de Pesaje Huancayo y no cuenta a la fecha con el inventario de la totalidad de bienes para concretar su entrega al concesionario, cuyo plazo que venció en el 2013, situación que no permite el control de carga y pesos vehiculares, a fin de evitar el deterioro de la vía.

El informe de control concurrente fue remitido al Director de Programas y Proyectos en Transportes del MTC y a la presidencia ejecutiva de Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran) para la adopción de las acciones preventivas que correspondan, en el ámbito de sus competencias, a fin de asegurar el cumplimiento del objetivo del contrato de concesión.