Christian Lengua

Este mes, la ministra de Economía María Antonieta Alva tendrá que presentarse ante el Congreso de la República a fin de sustentar el Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2021. Como es costumbre, el MEF también publicará el Marco Macroeconómico Multianual (MMM), como parte del sustento del presupuesto.

Este documento contiene las proyecciones macroeconómicas del país, como PBI, ratio de deuda pública y déficit fiscal, por un periodo de cuatro años, que comprende el año para el cual se está elaborando el presupuesto y al menos los tres años siguientes, es decir hasta el 2024.

El MMM es aprobado por el Consejo de Ministros antes del 30 de agosto de cada año y es publicado en el diario oficial El Peruano, junto con el Informe del Consejo Fiscal. En un año regido por la pandemia y la caída de la economía, hay expectativa por los indicadores que muestre este documento.

Carlos Casas, ex viceministro de Economía y decano de la Facultad de Economía y Finanzas de la Universidad del Pacífico, espera que este MMM sea un marco que nos dé información clara acerca de la situación económica que atravesamos.

“Dada la incertidumbre que hay, porque todavía no se sabe cuál va a ser el efecto total [de la pandemia en la economía], el MMM debe ponerse en distintos escenarios que indiquen cuál es el rango de fluctuación que van a tener los productos y los precios que van a tener distintas variables”, señaló.

El decano de la UP espera que el MMM prevea la situación en caso hayan más cuarentenas o si estas se disipan. En ese aspecto, resaltó que no se esperan estimados puntuales, pero sí tener un rango que tome en cuenta todas las situaciones posibles. “Esa es una lógica mucho más honesta de presentar los datos en cuanto al rango de fluctuación que se debe tener”.

Sobre el déficit fiscal, cuyos estimados van entre 8% y 10%, Casas propuso que se incorpore un plan de consolidación, que señale cuál es el camino para recuperar el espacio fiscal y qué vamos a hacer para volver al 1%, que es la regla fiscal.

“Este año nadie va a criticar, porque obviamente estamos en una situación extraordinaria. Pero se debe decir en qué año se pretende volver al 1%, cómo se va a manejar la deuda y cómo se va a dar este plan”, manifestó.

El ex viceministro del MEF refirió que en este punto hay que atacar por dos lados: la calidad del gasto y los ingresos. “Desde el lado de los ingresos no creo que sea deseable subir tasas impositivas, lo que sí es importante es que la recaudación es bastante sensible a cómo evoluciona el PBI. En la medida que la recaudación funcione, eso puede hacer que también se incrementen los ingresos”, sostuvo.

Esto en cuanto al corto plazo. Mientras que precisó que la tarea a largo plazo es reducir la informalidad. “No creo que las proyecciones del MMM a cuatro años den, porque la informalidad es mucho más grande. Pero en todo caso algunos visos de cómo debería ser”.

EN BLANCO Y NEGRO

Para Casas, otro punto clave del Marco Macroeconómico Multianual que presentará el MEF es que se precisen los riesgos que puede haber, al alza o la baja, de lo que nos está afectando. Por ejemplo, las cotizaciones siguen aumentando, pero también están los riesgos fiscales.

En ese sentido, Casas valoró como importante cuantificar los riesgos que implican las iniciativas por parte del Congreso de la República. “Que quede en blanco y negro cuál va a ser el costo de medidas como la devolución de la ONP, que no tiene ningún sentido, o que sigan avanzando con el retiro de las AFP, y cómo esto afectará los bonos soberanos y la calificación de riesgo país”.

A su vez, comentó que al ser el MMM una hoja de ruta en términos económicos para el próximo gobierno, es importante que deje un marco avanzado, que las nuevas autoridades deberán adecuar. “Hay que marcar bien la pauta, eso va a quedar por escrito, y si [el próximo gobierno] quisiera hacer muchos cambios, va a servir como referencia. Es un documento hecho con responsabilidad y esperemos que siga así”, puntualizó.