Los casos confirmados de covid-19, así como las hospitalizaciones y muertes a causa de la enfermedad, han disminuido notablemente a la fecha en comparación con el pico registrado en abril, según informó el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Ministerio de Salud (Minsa).

En primer lugar, los casos confirmados del nuevo coronavirus registraron su pico más alto el 8 de abril con cerca de 6,000 resultados positivos en el día, pero actualmente son 2,000 o menos, es decir, ha descendido a una tercera parte.

En segundo lugar, la mortalidad por covid-19 también descendió. Del pico de cerca de 800 fallecidos en la quincena de abril, se ha pasado a registrar entre 200 y 230 por día.

Así lo informó César Munayco, director ejecutivo de Vigilancia en Salud Pública del CDC, quien aseguró que, a escala nacional, todos los indicadores están en descenso y se ve el impacto en los grupos más vulnerables.

En declaraciones a la agencia Andina, el especialista mencionó, sin embargo, que hay algunas regiones que todavía se mantienen con cifras altas como es el caso de Arequipa.

Hospitalizaciones

Como tercer indicador, las hospitalizaciones también registraron menores cifras en todos los grupos de edad, pero en el caso específico de los adultos mayores de 60 a 70 años pasaron de registrar 100 a 45 hospitalizados al día. En el caso de 70 a 80 años pasó de 75 a solo 25, y en los mayores de 80 años descendió de un pico de 40 a 15 pacientes diarios.

Además, del total de adultos mayores hospitalizados, que antes falleció en promedio el 50%, ahora la cifra descendió al 30%, lo cual tiene que ver con el estado de gravedad en el que llegan las personas, indicó Munayco.

Munayco advirtió que la vacuna no protege a las personas de contraer covid-19, y que aun pueden infectarse al exponerse al virus, por lo que deben seguir con las medidas de bioseguridad hasta que se alcance el 60% o 70% de población vacunada.

“El impacto de la vacuna va a ser específico en la persona, pero como población el impacto todavía no se ve”, indicó.

Proyecciones

El especialista César Munayco adelantó que no se ha demostrado que el covid-19 sea una enfermedad estacional, por lo que entre julio y agosto ya debería haber un número muy bajo en los indicadores de la enfermedad, a menos que haya otro factor que afecte, como la presencia de otra variante.

Con el fin de promover un mejor cuidado en épocas de frío e invierno, recomendó a la ciudadanía que no tengan todo cerrado en sus casas ni en el transporte, porque puede ser un factor de riesgo.

“No creo que por el invierno pueda incrementar tanto (la cifra de contagios), pero sí puede incrementar si no ventila su casa”, argumentó.

Dijo que el motivo del descenso en esta segunda ola se debe a que todas las epidemias tienen su curso, crecen a un máximo y descienden: “Esta segunda ha sido más rápida, el pico se alcanza más rápido y el descenso es más rápido”, precisó.