Pese a que las mujeres y hombres realizan un trabajo de un mismo valor, son ellas las que reciben aproximadamente S/ 400 menos, advierte Fundación Forge.

La brecha salarial de género, la diferencia entre los sueldos entre hombres y mujeres, se incrementó casi un 30% dentro del área urbana durante el 2021, según el Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI). Frente a esta realidad y a puertas de conmemorarse el Día de la Mujer, la Fundación Forge explicó cuáles son los factores que inciden en esta problemática que se arrastra desde hace años.

Pese a que las mujeres y los hombres realizan un trabajo de un mismo valor, fueron ellas quienes recibieron aproximadamente S/ 400 menos (27.9%) frente al año anterior. La brecha salarial ha crecido en casi 4 puntos porcentuales respecto al 2020″, explicó María José Gómez, directora de la Fundación Forge para Perú y Colombia.

Agregó que hay menos mujeres trabajando y cuándo participan económicamente lo hacen en empleos informales y a medio tiempo, obteniendo un mínimo ingreso.

Gómez también indicó que las mujeres son quienes menos oportunidades tienen en el ámbito formal, debido a que solo dos de cada cinco puestos formales de trabajo son ocupados por ellas.

La especialista en temas de brecha laboral de género precisó que “las mujeres tienen menos probabilidades de conseguir un puesto formal de trabajo, ya que la demanda de cuidados y doméstica en el hogar tiene una carga muy elevada que dificulta los horarios de empleos a tiempo completo”, refirió.

Las empresas no han querido exponerse en contratar mujeres con criaturas, con algún tipo de carga de cuidado -que es la mayoría adulta- porque podría significar un riesgo para que faltaran más al trabajo”, añadió.

El desempleo en las mujeres (6%) sigue siendo superior al de los hombres (4.7%) con una variación de 1,3 puntos porcentuales. “La contratación de mujeres se ha ralentizado por miedo a que debido a las necesidades de atención y cuidados en los hogares, dejen sus puestos de trabajo”, precisó la directora de Forge.

La situación laboral de las mujeres en Lima Metropolitana es similar, pues el grupo que posee empleo adecuado (6.1%) se recupera más lento que el de los hombres (14.7%) durante enero de este año.

Propuestas para cerrar brecha salarial de género

Ante ello, la especialista recomendó promover una política pública de cuidados que pueda ayudar a las mujeres con las personas que tienen a cargo como, por ejemplo, niños y personas de la tercera edad para acelerar su recuperación en temas de empleabilidad.

Además, hay que comenzar a trabajar desde las familias, la escuela, la sociedad en general, que el cuidado es una corresponsabilidad de las personas que viven en una casa, independientemente del sexo biológico con el que hayan nacido. La educación con enfoque de género en los colegios es fundamental”, manifestó.

Gómez también mencionó que el Gobierno debe dar propuestas para la reactivación del empleo dirigidas a las mujeres, donde se desarrollen habilidades socio emocionales y competencias digitales que están demandando ahora las empresas.