Ya está en el Perú. Subvariante es muy transmisible, pero no generaría cambios en comportamiento de la pandemia, según expertos Pablo Tsukayama, Víctor Jiménez y César Munayco.

La recién detectada BA.2, subvariante de ómicron, podría hacer que la tercera ola demore en bajar, pero no generará un nuevo pico de casos en el país.

El biólogo Pablo Tsukayama, de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), hizo esta precisión al explicar que en el caso de Sudáfrica y Reino Unido hay mayor proporción de BA.2, pero los indicadores siguen descendiendo.

“Empieza a predominar BA.2, pero no necesariamente lleva a un nuevo pico de casos. Y probablemente eso va a pasar acá; por ese lado hay que estar atentos, pero no debería ser motivo de mucha alarma porque todo indica que los casos van a seguir cayendo”.

Agrega que BA.2 crece semana a semana y está reemplazando a la BA.1 en Dinamarca, Reino Unido, India, Sudáfrica y otros 70 países. En Sudamérica van 15 casos en Brasil, Chile y Argentina. “En el Perú tal vez demore un poco más en caer la ola, pero no generaría una nueva ola de reinfecciones”.

Tres casos en Lima

En el país, los 3 casos de BA.2 confirmados son de Lima metropolitana: dos son de Lima este (madre e hijo no vacunados) y fueron detectados por el Instituto Nacional de Salud (INS). Y adicionalmente, la UPCH reportó un caso identificado por su laboratorio, con lo que la cifra sube a 3 casos.

Tsukayama refiere que estos tres casos no serían los únicos y que es muy probable que haya cientos, y pronto en regiones.

Por otro lado, el biólogo Víctor Jiménez, del INS, refiere que la tercera ola está protagonizada por delta y ómicron.

“La tercera ola se dispara con la ómicron, y dentro de esta es el sublinaje BA.1 el causante de la tercera ola”, explica.

Y apunta que la tasa de infección de BA.2 es mayor, “pero no quiere decir que sea peor. Un tema es infectarse y otra cosa es que la sintomatología cambie”.

A esta subvariante se le llama ‘sigilosa’ porque las pruebas PCR pueden salir positivas en SARS-CoV-2, pero no las detecta como tal debido a los cambios que presenta. Y por eso se necesitan pruebas más precisas.

El Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) informó que ante los primeros casos de BA.2 en el Perú, se estudia si esta tendrá un comportamiento similar a la ómicron.

El epidemiólogo del CDC, César Munayco, sostiene que la BA.2 ha tenido dos comportamientos en Dinamarca: se vio que rápidamente desplazó a la variante original y se incrementaron los casos.

“Pero la tendencia de casos graves continuó descendiendo, y en otros países no hubo cambio en el comportamiento de la ola”, explica Munayco.

¿Podría haber un repunte de casos en el país? “Particularmente no creo que haya un repunte; si lo hay va a ser pequeños. Y no creo que se altere el comportamiento de la tercera ola. Tenemos que seguir monitorizando”, agregó.

Munayco explica que BA.2 es 1,5 más transmisible que BA.1, pero no representa un incremento en la severidad y la sintomatología es similar que la de ómicron: cuadro de resfrío, dolor de garganta, malestar general y congestión nasal, “pero no representa un riesgo mayor”.

La vacunación ayuda a evitar cuadros graves y sigue siendo efectiva para estas subvariantes, “por ello debemos vacunarnos”, apuntó Munayco.

Tercera ola sigue en descenso

En el mundo se reconocen 4 linajes descendientes de ómicron: BA.1, BA.1.1, BA.2 y BA.3, de los cuales BA.1 es el más frecuente.

BA.2 podría reemplazar gradualmente a los otros linajes descendientes, puesto que se considera ligeramente más transmisible que el linaje original de ómicron.

En el país, la curva de casos confirmados, hospitalizados y fallecidos en la tercera ola continúa descendiendo y se espera que así se mantenga en las semanas siguientes, según el CDC.

La subvariante BA.2 de ómicron fue detectada en tres peruanos contagiados, informó el biólogo molecular Pablo Tsukuyama. Foto: EFE / Paolo Aguilar
La subvariante BA.2 de ómicron fue detectada en tres peruanos contagiados, informó el biólogo molecular Pablo Tsukuyama. Foto: EFE / Paolo Aguilar