Avianca Holdings, la mayor aerolínea de Colombia y la segunda más grande de América Latina, informó este jueves que aplazó hasta 2023 el pago de la mayoría de una deuda de US$ 550 millones que vencía en 2020.

“Avianca Holdings declara exitosa la oferta de intercambio de bonos con el 86.4% de participación”, indicó la empresa en un comunicado.

La tasa de interés de los nuevos bonos, con vencimiento a 2023 y que reemplazan a los que concluían en 2020, creció de 8.37% al 9%, según la aerolínea, que enfrenta una delicada situación financiera.

Los bonistas que no hayan aceptado la oferta tendrán hasta el 25 de septiembre para volverse parte del acuerdo, agregó.

“Esperamos que la compañía logre rápidamente un acuerdo con los otros acreedores y socios comerciales para así realizar la inversión que hemos anunciado con United Airlines, y seguir avanzando con el plan Avianca 2021”, indicó el presidente de la junta directiva de la compañía, Roberto Kriete, según el boletín.

La aceptación del aplazamiento de la deuda por la mayoría de acreedores fue además clave para avanzar en un acuerdo de financiamiento de US$ 250 millones que se negocia con United Airlines y Kingsland, accionista minoritario que administra a la compañía por mandato de la aerolínea estadounidense.

Avianca Holdings tuvo una pérdida neta de US$ 475.94 millones en el primer semestre de 2019 contra US$ 31.972 millones en el mismo periodo del año pasado, según su balance divulgado el 15 de agosto.

A Avianca Holdings la integran las aerolíneas Avianca y Tampa Cargo (Colombia), Aerogal (Ecuador) y las compañías del Grupo Taca Internacional Airline, con sedes en Centroamérica y Perú.