Luis Alegría

(Unidad de Análisis Económico de El Comercio) En los últimos días, la región Arequipa ha estado en el ojo de la tormenta debido a que sufre las protestas por el proyecto minero Tía María.

Sin duda, el efecto económico de las manifestaciones es sustancial tanto en el ámbito regional como nacional. Al ser Arequipa una región predominantemente minera, frenar este sector puede ser como matar a la gallina de los huevos de oro. O de cobre.

Para una radiografía de la economía arequipeña, primero hay que entender su dimensión. En la Unidad de Análisis Económico de El Comercio estimamos que, entre abril del 2018 y marzo del 2019, el valor de la producción de todo el país ascendió a unos S/759.862 millones.

A partir del censo económico del año 2017 se puede estimar que el producto bruto interno (PBI) de la región Arequipa representa 6% del total nacional.

Esto la convierte en la segunda región con mayor aporte al PBI, después de Lima. La producción anual de esta región suma unos S/45.892 millones, es decir, unos S/125 millones cada día.

PESO SECTORIAL

Arequipa depende, principalmente, de la producción de dos grandes sectores. En primer lugar, la minería representa un 37,7% de toda la economía regional, según estima el Banco Central de Reserva (BCR).

En particular resalta la alta importancia del cobre. En la provincia de Arequipa se ubica el proyecto minero Cerro Verde, el cual aporta el 25,85% de toda la producción peruana del metal rojo. Así, el cobre se perfila como el producto clave para la región Arequipa.

El segundo gran rubro es el de servicios, que aporta 28,2% del PBI regional. Le siguen manufactura (10,5%), comercio (9,3%) y construcción (7,5%).

En tanto, la rama agropecuaria y la pesca tienen menor participación, con 5,5% y 0,1% de la producción de Arequipa, respectivamente.

IMPORTANCIA CAPITAL

Dentro de la región, la provincia de Arequipa es, por mucho, la de mayor aporte a la producción regional. Un 76,5% del PBI arequipeño proviene de la provincia capital.

Es especialmente relevante resaltar el rol de la minería. Para dimensionar esto, solo la producción cuprífera de la provincia de Arequipa suma unos S/43,9 millones en un día, es decir, 35,1% de todo el PBI regional diario.

La producción manufacturera, los servicios, el comercio y la construcción se concentran en dicha provincia, mientras que solo el agro y la pesca predominan en el resto de Arequipa. Mientras tanto, las protestas y la parálisis frenan la actividad del principal sector para la región.