El Gobierno Regional de Arequipa iniciará juicio contra el proyecto minero Tía María. El jefe de Asesoría Jurídica del ente regional, Walter Paz Valderrama, anunció que la próxima semana presentarán una demanda contencioso-administrativa contra la licencia de construcción entregada por la Dirección General de Minería (DGM) a la empresa Southern Perú -Resolución N° 328-2019 del 8 de julio- y contra la resolución del Consejo de Minería que ratifica la licencia. El martes Consejo de Minería ofició al Gobierno Regional de la resolución.La demanda se presentará al Juzgado Contencioso Administrativo de Lima, en la que se pedirá que se declaren nulas ambas resoluciones. Paz Valderrama explicó que se llevará a juicio la forma en que se dieron las autorizaciones y los argumentos. Cuestionarán también los temas ambientales, pues señaló no han sido tomados por los entes que dependen del Ministerio de Energía y Minas (Minem).

“El Consejo de Minería no solo ha resuelto contra la ley, sino que han mentido y esa mentira insertada en una resolución. Hay hasta delito de prevaricato. Todo eso lo haremos valer en el juicio contencioso-administrativo”, dijo el asesor legal.

Medida cautelar

El asesor jurídico del GORE Arequipa dijo que presentarán también una medida cautelar para que se suspenda la licencia de construcción de Tía María, y con ello las actividades en la concesión minera mientras dure el juicio. El funcionario explicó que el objetivo del gobierno regional es buscar la anulación de la licencia porque, sostiene, fue dado de forma ilegal.

“Si no nos admiten la demanda, nos vamos a un amparo. Pero, eso es improbable. Estamos seguros que nos admitirán”, afirmó.

Advirtió también que estas no serán las únicas medidas legales que presentarán como entidad regional contra el proyecto Tía María. También están evaluando la contratación de un grupo de abogados para litigar contra la empresa minera.

Paz Valderrama dijo que si bien una de las funciones de los gobiernos regionales es promover la inversión privada, estas no deben generar la depredación del medio ambiente. Respecto a Tía María, reiteró que no es un proyecto viable ambientalmente y que desconfían de las entidades fiscalizadoras.