Gervitro y Code en mi Cole son parte del nuevo escenario de emprendimientos tecnológicos de Arequipa. Además de un modelo comercial, sus jóvenes fundadores tienen una visión de sostenibilidad y responsabilidad social.

Arequipa , una de las ciudades más importantes del sur del Perú, busca convertirse en el centro tecnológico del país con el desarrollo de nuevos emprendimientos que reciben el apoyo del Estado.

La incubadora de negocios Kaman de la Universidad Católica de San Pablo, en Arequipa, ya cumple tres años impulsando la tecnología en la región a través de fondos provenientes del Estado con el fin de desarrollar proyectos enfocados a este rubro.

Hemos logrado tener 55 equipos que se han incubado en Kaman. Gran parte de ellos han recibido capital semilla. De los 55 que tenemos, el 65 % son emprendimientos de base tecnológica. Esos emprendimientos han generado empleabilidad a 115 personas. Han levantado fondos por más de un millón y medio“, comenta Janisse Chocano Polar, coordinadora de la Incubadora Kaman.

Uno de estos proyectos es Gervitro, una iniciativa desarrollada por jóvenes ingenieros en biotecnología, el cual consiste en plantas multiplicadas in vitro para ornamentar interiores evitando que se corte una flor y preservando la naturaleza.

Otro proyecto,  Code en mi Cole fomenta la tecnología en jóvenes realizando talleres de computación en escuelas de zonas rurales y sectores menos favorecidos al llamar la atención sobre una brecha “entre lo que el colegio está enseñando y el mercado laboral actual“.