Militar, político, presidente del Perú, diplomático.

Nació en Ayacucho en 1836. Ingresó como cadete, en 1854, en el batallón Ayacucho apoyando al general Ramón Castilla contra el presidente José Rufino Echenique. Entre 1856 y 1858 apoyó a Castilla contra la rebelión del general Manuel Ignacio de Vivanco. En 1860 participó en la campaña contra Ecuador. Formó parte de la legación peruana en Francia. A su retorno, se opuso al gobierno del presidente Juan Antonio Pezet quien había permitido la ocupación de las Islas de Chincha a la Expedición Científica Española. Se exilió a Chile y retornó para unirse a la revolución de Mariano Ignacio Prado contra Pezet. Ya con Prado presidente, peleó en el Combate del Dos de Mayo contra España en 1866.

Luego de cuatro años dedicados a la agricultura, retornó a las armas en 1872 para oponerse a la rebelión del coronel Tomás Gutiérrez contra el presidente José Balta. En 1879, cuando Chile le declaró la guerra al Perú y Bolivia, se encontraba como prefecto del Cusco. En la Campaña del Sur participó en las batallas de San Francisco (1879), Tarapacá (1879) y del Alto de la Alianza (1880). Tuvo una destacada actuación en la defensa de Lima, en las batallas de San Juan y Miraflores (1881). Fue herido y estuvo oculto en Lima. Luego se dirigió a la sierra central para iniciar la resistencia (la Campaña de la Breña) con lo que quedaba del ejército más las guerrillas (1881-1884). El general Miguel Iglesias firmó el Tratado de Paz de Ancón con Chile, reconociéndose la derrota, y estableciéndose la paz con cesión de territorio. Retirado el ejército chileno, Cáceres desconoció el gobierno de Iglesias, iniciándose una guerra civil (1884-1885). Luego de la renuncia de Iglesias, el Consejo de Ministros convocó a elecciones, la cual fue ganada por Cáceres, iniciando la Reconstrucción Nacional (1886-1890). Posteriormente, retornó a la presidencia en 1894-1895 pero su gobierno no fue legitimado lo cual desencadenó una revolución por Nicolás de Piérola, quien asumiría el gobierno.

Cáceres se alejó del país para después retornar e intervenir en la vida política nacional como activista además de un corto período como diplomático. En 1919, la Asamblea Nacional lo nombró Mariscal del Perú, con una renta anual. Cáceres falleció en Ancón en 1923.

La Academia Nacional de Medicina (ANM) reconoce con gratitud la memoria de Cáceres. En 1888, siendo presidente, Cáceres legitimó a la ANM, cuya predecesora había sido la Academia Libre de Medicina (1884-1888) como entidad jurídica y como consultora del gobierno en los asuntos profesionales, en el Acta de Fundación de la ANM, del 2 de noviembre de 1888.


Fuente: http://www.anmperu.org.pe/?q=node/660