La quiebra siempre está cerca de aquellos que compran sin medida. Si no controla esos impulsos, podría afectar sus bolsillos, más, si no toma las precauciones necesarias para mantener a salvo sus finanzas.

Holaandy, portal de préstamos peruanos por internet, brinda ocho formas de evitar compras compulsivas:

Metas sencillas y a corto plazo

Trazar metas reales, fáciles de cumplir y a corto plazo. Recuerde que si no tiene costumbre de ahorrar, el plantearse una meta a largo plazo puede ocasionar que se abandone el objetivo rápidamente, ya que parecerá que es algo difícil de alcanzar.

Plan de 30 días

Si se planea hacer una compra importante se recomienda un periodo de reflexión de aproximadamente 30 días para que pueda comparar precios y evaluar diversas opciones.

Plan de 24 horas

Si la compra es urgente podría pensarlo como mínimo 24 horas antes de tomar una decisión. De esta manera podrá tomarse un tiempo para evaluar la necesidad de esa compra.

Oportunidades de ahorro

Propóngase ahorrar el mismo monto que invierte en cualquier “gustito”. Si gasta S/ 15 en un combo de comida rápida, (en lugar de llevar su almuerzo hecho en casa, que costaría mucho menos), entonces también debe ahorrar ese monto. De esta manera entenderá que si no puede permitirse ahorrar esa cantidad de dinero, tampoco debería permitirse gastarlo.

Dinero en horas trabajadas

Si por ejemplo gana S/ 10 la hora y desea comprar un vestido de S/ 100, significa que el vestido le costará 10 horas de trabajo. ¿Está dispuesto a trabajar esas horas por un vestido, o hay mejores cosas en las cuales podrías invertir su tiempo de trabajo?

Controle sus deudas

Si tiene saldo pendiente por pagar en la tarjeta de crédito, trate de cubrir esa deuda cuanto antes, ya que los intereses son muy altos. Si es de las personas que no puede controlar el uso de tu tarjeta, pero no quiere deshacerse de ella, puede solicitar a su banco que congelen su línea de crédito hasta nuevo aviso.

Elimine gastos innecesarios

La televisión por cable es uno de los servicios de los cuales podría prescindir, en especial si cuenta con servicios alternativos como Netflix u otros. También verifique el consumo del plan de datos y llamadas del celular, ya que podría optar por un plan más económico. De igual forma analice si las suscripciones al gimnasio, diarios o revistas son necesarias o puede prescindir de ellas.

Múdese cerca a su trabajo

En caso no cuente con casa propia, viva en alquiler y tenga posibilidades de permanecer por al menos un año en la empresa para la cual trabaja, evalúe mudarse cerca de su centro laboral, lo cual le ahorraría significativamente tiempo y dinero en gasolina o transporte. Si además, puede ir caminando o en bicicleta, se maximiza el ahorro y los beneficios para la salud.