Son muchas las parejas que buscan el bienestar y la comodidad de ambos a la vez. Aspiran a conseguir ciertos lujos o se plantean incluso la posibilidad de implementar un negocio propio para no depender de nadie más que de ellos mismos.

Independientemente de la meta, para alcanzarla se deberá empezar por tener la costumbre de ahorrar, ya sea disminuyendo algunos gastos mediante pagos equitativos de las cuentas o estableciendo alguna regla especial como, por ejemplo, en la compra de algunos artículos (buscar los más económicos u ofertas).

Por ello, existen tres consejos importantes que deben tener en cuenta las parejas para alcanzar sus metas:

1. Establecer objetivos: Se debe definir qué se planea alcanzar primero. Armar un listado de metas a corto, mediano o largo plazo, en base al dinero que se vaya recaudando.

2. Definir un presupuesto: Dependiendo del ingreso de cada uno, se debe establecer el monto que se aportará semanal o mensualmente para contar con un fondo de ahorros permanente.

3. Dónde guardar el dinero: Se sugiere optar por conservar los ahorros en opciones seguras como entidades del sistema financiero, reguladas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).