Judicatura aprueba nuevo protocolo para abogados defensores, de oficio, fiscales y procuradores públicos.

Para brindar un adecuado servicio de administración de justicia en épocas del covid-19, el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial (CEPJ) aprobó el Protocolo Temporal para Audiencias Judiciales Virtuales durante el Periodo de Emergencia Sanitaria.

El documento, propuesto por el magistrado Héctor Lama More, busca servir de guía para la realización de audiencias judiciales virtuales mediante el uso de herramientas tecnológicas y, con ello, asegurar la continuidad de los procesos, según señala la Resolución Administrativa N°000173-2020-CE-PJ.

Vinculante

De acuerdo con la norma, el reglamento es aplicable en todo tipo de audiencias, de cualquier materia y ante cualquier instancia a escala nacional, que requiera de la participación de los abogados defensores, de oficio, fiscales y procuradores públicos.

También lo será para la participación de testigos, peritos y otro tipo de personas que deban intervenir en las audiencias virtuales como medida de prevención para evitar el contagio del covid-19.

Entre los aspectos más importantes del protocolo, figuran los lineamientos que conforman la audiencia como: por quién o quiénes estará direccionada la audiencia virtual, el nombre del moderador de esta, cómo será el ingreso de las partes en el enlace web, acreditación y registro.

El reglamento resalta también que en la audiencia virtual será aplicada las mismas reglas de conducta y sanciones que en aquellas de naturaleza presencial.

Asimismo, precisa que el órgano jurisdiccional deberá priorizar las audiencias más apremiantes y urgentes en razón de la ponderación del bien jurídico en conflicto.

Por último, las cortes superiores de todo el país deberán elaborar un plan de capacitación a jueces y auxiliares jurisdiccionales en el manejo y dirección de audiencias virtuales, así como en el uso de las herramientas tecnológicas, entre otros aspectos.

El protocolo, de otro lado, refiere que las audiencias virtuales se desarrollarán en los tiempos y formas acordadas en la reunión virtual de coordinación y serán grabadas por el órgano jurisdiccional.

Se aplicarán también las reglas de conducta previstas por el Código procesal civil para las audiencias presenciales, pudiendo aplicarse sanciones en casos de simulación de desconexión, temeridad, mala fe procesal, entre otros.

Finalmente, el órgano jurisdiccional deberá evitar que la audiencia se suspenda, por ejemplo, disponiendo que, en caso de presentarse problemas de conexión, esta continúe por vía telefónica.

Atuendo formal

El protocolo detalla que los abogados y los jueces deberán usar sus medallas respectivas, vistiendo atuendo formal o semiformal.

Se prohíbe también la realización de audiencias en vehículos en movimiento, según un informe del Estudio Echecopar, en que se analiza la norma.

Para estas audiencias se requerirá como mínimo una PC, laptop o cualquier otro dispositivo similar con cámara y acceso a banda ancha de internet.