Ernesto Carlín
ecarlin@editoraperu.com.pe

Rubén Silva tiene en su haber más de diez libros de literatura infantil publicados, varios de ellos protagonizados por niñas. La razón: es padre de tres pequeñas.

El narrador comentó en el programa De Cazuela de la Agencia de Noticias Andina, que “la convivencia con mujeres me ha ayudado”. Su más reciente título, Mirar más allá, es protagonizado por una niña llamada Micaela.

Silva indicó que el personaje está inspirado en una menor que conoció en una ludoteca. Lo que le llamó la atención fue su personalidad.

De acuerdo con la experiencia del autor, “uno tiene medio libro listo cuando se sienta a escribirlo”.

Mencionó que su ingreso al mundo de la ficción fue casual. Un autor del sello en el que trabajaba como editor no pudo cumplir con un libro pactado y tuvo que suplirlo. Para su suerte, hacía tiempo unas imágenes surgidas de conversaciones con sus hijas le rondaban la cabeza.

Otro dato que dio es que los niños son lectores muy exigentes y que más de una vez se ha sorprendido por las singulares interpretaciones que hacen de sus historias. Recordó, por ejemplo, que Los miedos de Joaquín, su primer libro, habla de forma muy sutil de la muerte. Para su sorpresa, los profesores no se percataban de ello mientras que los alumnos sí.

Para Silva es clave no menospreciar a los menores, pues ellos no tienen problemas en abandonar un libro cuando les aburre. Añadió que se sobreestima la inocencia.

Trajo a colación a Isaac Bashevis Singer, Nobel de Literatura 1978, quien aseguraba que los niños no esperan que sus escritores salven al mundo, sino que cuenten buenas historias.

Apuntó Silva que al público infantil también le gusta similares temas que al adulto: el amor y la aventura. De acuerdo con él, todo tema es posible dependiendo de la forma en que se aborde.


LEAVE A REPLY