En el trimestre abril-mayo-junio del presente año el empleo creció en el país en 1.2%, que equivale a 195,800 personas más con empleo y significa una aceleración respecto al trimestre anterior (marzo-mayo) cuando creció alrededor del 0.5%.

El resultado del trimestre abril-junio se vio impulsado por el mayor dinamismo del empleo en el área urbana, donde se incrementó en 1.7% (212,800 empleos más), ya que disminuyó en el área rural en 0.5 % (17,100 personas).

El comportamiento del empleo no es homogéneo solo entre lo urbano y rural, sino por regiones. Mientras que en la costa crece en 2.5% (227 mil personas), principalmente en la costa norte, con 10.6% (227 mil personas), y la costa centro, en 0.7%(45 mil 600), en la costa sur el empleo disminuyó en 10.3% (45,500 personas).

Asimismo, en la sierra la población ocupada disminuyó en 0.7% (37 mil), debido a la reducción de la población ocupada en la sierra sur en 10.7% (291 mil 600). En cambio, aumentó 10.0% en la sierra norte y 9.1% en la sierra centro. En la selva la ocupación se incrementó en 0.3% (5,700).

Además en el mismo periodo se generaron 33 mil puestos de trabajo formal y 195,600 informales.

En Lima Metropolitana el empleo creció solo 0.3%, en el mismo trimestre, menos que el promedio nacional y significó la creación de solo 14,600 puestos. Sin embargo, lo que más creció fue el empleo adecuado (2.5%).