La Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional Permanente Especializada en Crimen Organizado dejó este martes al voto su decisión frente al recurso presentado por la defensa legal de Jaime Yoshiyama, ex secretario general de Fuerza Popular, que busca apartar al juez Víctor Zúñiga del Caso Keiko Fujimori, tras la resolución que ordena el traslado de penal de su patrocinado.

Humberto Abanto, abogado de Yoshiyama, pidió la recusación del juez Víctor Zúñiga Urday, a cargo del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria, que revisa incidencias en el caso de los presuntos aportes ilícitos de Odebrecht al partido de Keiko Fujimori.

En una resolución emitida el 31 de mayo pasado, el magistrado  Zúñiga rechazó el pedido que le hizo Abanto para que deje el caso. La recusación, por eso, fue elevada a la Segunda Sala de Apelaciones, presidida por el juez .

Zúñiga consideró que no existe falta de objetividad en su decisión de trasladar de penal a Yoshiyama. Indicó que de acuerdo al Código de Ejecución Penal, los internos son separados según varios criterios, siendo uno de ellos “los vinculados a organizaciones criminales de los que no lo están”, así como “los primarios de los que no lo son”.

Durante la audiencia, el abogado de Yoshiyama expresó que si falta imparcialidad en Zúñiga Urday.

Refirió que en la resolución del 10 de mayo, que disponía el traslado a penales distintos de Jaime Yoshiyama y Pier Figari, se “tomó posición”.

“El juez tiene derecho a llegar a conclusiones, la pregunta es a qué grado de conclusiones puede llegar un juez de investigación preparatoria. Si puede llegar a conclusiones definitivas como en este caso donde afirma que mi cliente forma parte de una organización criminal o si hay diferencia de grado que lo lleva a una conclusión provisional que tendría que ser que ‘según la tesis fiscal formaría parte’”, dijo Abanto.

A su turno, el fiscal adjunto del equipo especial del caso Lava Jato, Hernán Mendoza, precisó que no existen indicios de una afirmación que concluya algo definitivo respecto a Jaime Yoshiyama ya que la resolución está dada en modo condicional.

Además, señaló que la disposición de separar a Yoshiyama de Figari del mismo penal donde cumplían un pedido de prisión preventiva, obedecía a un “posible riesgo” de obstaculizar las investigaciones en su contra.

Como se recuerda, en junio el INPE ordenó el traslado de Pier Figari del penal Miguel Castro Castro a Ancón II, a raíz de la solicitud del Ministerio Público aprobada por el magistrado Víctor Zúñiga.