Hablando del “Poeta de los Yaravíes”, don Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso (Arequipa,1790; Umachiri-Melgar,1815), en años anteriores y hasta hoy estuvo todavía en la interrogante la fecha exacta de su nacimiento; sin embargo, debido a investigaciones recientes, desde le punto de vista de nuestra concepción del mundo Andino, la naturaleza, el hombre y la sociedad, en el libro: “Mariano Melgar: Primer Poeta Romántico en el Mundo”, 2010, ya deslindamos que el día preciso de nacimiento del poeta, Precursor de la Independencia Peruana, había sido el día 10 de agosto del año 1790. La duda partió cuando algunos autores del estudio del desarrollo histórico de la Literatura Peruana, así como del desarrollo de la Literatura Andina, propiciada por nosotros esta última, nos hemos encontrado con que no hubo el acierto requerido, por tanto nos hemos visto en la imperiosa necesidad de averiguar e investigar este inesperado suceso teniendo en cuenta la bibliografía existente, así como haber visitado la ciudad de Arequipa y la parroquia donde fue bautizado, porque de documentos civiles, no se han encontrado ningún dato, es por ello que seguramente diversos autores no han podido dar con esta exacta fecha.

Con la publicación de nuestro libro, compartido con el colega Walter Calcina Arpi (1961), con aquel título, hoy ya no hay duda sobre tan singular acontecimiento no sólo para las letras peruanas, sino para las del mundo andino, mejor para leerlo y comentarlo, desde el punto de vista del desarrollo de la Cultura Andina, vigente en nuestros días, ya que fundamentalmente, desde Puno y sus respectivas provincias, hemos abierto una gran brecha en la vigencia actual del desarrollo al arte y literatura andinas, efectuando los deslindes respectivos y desde cuándo se proyectan los “visos” de existencia del desarrollo de vigencia de esa literatura que, como ya lo hemos investigado, proviene desde las mismas entrañas de la aparición del hombre en nuestra Awya Yala (América) y cuando empieza de forjar su propia cultura, hacen aproximadamente más de cinco mil quinientos diecinueve años atrás (5,519) del desarrollo histórico de la Cultura Andina, en cambio en el Calendario Gregoriano, se cuentan antes y después de nuestro amigo J.C., cuyo cuadro cronológico comparativo de fechas y acontecimientos históricos ya los hicimos conocer en su oportunidad y por este mismo medio de comunicación social.

Según nuestras indagaciones e investigaciones, la Literatura andina que actualmente está vigente en el éter del desarrollo literario del Awya Yala y Perú, enfatizamos con creces que, si bien desde Colón y muchos exaccionadores, el año1492 se equivocaron del todo al señalar como “indios” a nuestros antepasados aborígenes, debiendo más bien llamarlos por sus respectivas culturas nacionalidades, hubiera sido otro el rumbo seguido en el fenómeno de la “aculturación”, de la “trasnsculturación” o quizá siempre hubiera regido el tan mentado “encuentro de culturas”; sin embargo, no fue pues así, más sí para los verdaderos awyayalinos(1) o americanistas, no rige ninguna de aquellas; tendríamos que vivir en estado “transnochado” o estar aferrados a las perspectivas del colonialismo, semi colonialismo y/o neo colonialismo pervivientes en nuestros días, para aceptar aquello del “encuentro”, más bien reconocemos, está a la vista a apreciación de nuestros sentidos. Aquellos están aceptado la globalización, el neoliberalismo y la neo colonización que lo llevan presente, inmersos en sus comentarios, libros, textos, etc. que nada quieren comprender sobre existencia de la actual Corriente del Andinismo, no solamente en literatura sino también, como fue el indigenismo, neo indigenismo en su ocasión, como corrientes económicas, sociales, políticas, jurídicas, educacionales, filosóficas, educacionales, etc., en procura de la solución de su respectiva problemática que rige particularmente en Perú y Awya Yala (América); aunque el Profesor Jorge Flores-Aybar, en su libro: “La Novela Puneña del Siglo XX”, Edic. 1998, en el capítulo concerniente, efectuó un deslinde entre las corrientes literarias desarrolladas en el ande, llegando a la conclusión que hay “Necesidad de una Nueva Periodización de la Literatura en los Andes”, después de realizar esa, lo cual nos parece correcto, empero solamente sus pareceres son muy ilusionistas hasta concebir dentro de sus estudios los momentos pre revolucionario y revolucionario tomados de Vidal, Rojas, Mariátegui, etc., y la propuesta personal del autor (2), de este último sí, nos es preciso, donde escribe sobre el Periodo Andino, indicando: “La Literatura Andina, es la máxima etapa de evolución histórica de la literatura en el Perú. Es por eso, que en mundo andino, los escritores dan a sus obras una visión universal, manteniendo la herencia ancestral, así lo hicieron…” (1998:64), da a conocer una relación de autores; sin embargo, entre ellos, y él mismo todavía no han ingresado en el ancho mundo de la práctica de lo andino, más bien los ubicamos entre las corrientes quizá nativistas, indianistas, indigenistas o neo indigenistas y, como ya lo hemos señalado, para que se conozca la práctica de literatura andina, a más de dominar en lectura y escritura algunas de las lenguas aborígenes más la Concepción de la Filosofía Andina, que sean utilizadas en literatura y otras expresiones, recién podemos considerarlos como tales (3).

Si hacemos un deslinde sobre el desarrollo de todas las literaturas y diversos autores practicados en relación al “indio”, vamos a encontrar que, si partimos del Indigenismo, en primer lugar fueron practicados por mestizos; casos del Inca Garcilaso de la Vega, Guamán Poma de Ayala (4), Juan Espinoza y Medrano “el lunarejo”, entre otros, seguido de Mariano Melgar Valdivieso (criollo), como el mismo Mariátegui, hace un esbozo de varios autores como Abelardo Gamarra “El tunante”, Vallejo, etc; nosotros al nivel peruano, consideramos como el máximo exponente a Arguedas, ya que “él aperturó esas grandes compuertas, que a casi medio siglo más tarde recién, como hoy día tiene vigencia en el Perú, con hondo nacionalismo, un hondo peruanismo, de esas ‘Todas las Sangres’ y ‘Agonía de Rasu Ñit´i'(póstumo) de identidad nacional, de lo nuestro y nada más que lo nuestro que, inclusive algunos partidos políticos quieren de él su paternidad, sin embargo jamás podrán alcanzar la dimensión con que el Amauta previno, vaticinó y predijo publicando sus obras con aquellos matices andinos, serranos y auténticamente populares para una práctica de la identidad netamente peruana, que es la que ansiamos todos, no sólo intelectuales, ni escritores, sino los peruanos o, mejor: los andinos, ya que es hora de vocear nuestras aspiraciones y anhelos, que tenemos previsto desde hace un buen tiempo atrás, o desde cuando nos dimos cuenta que al Perú y sus diferentes etnias, tenemos que liberarlos, sacarlos del sojuzgamiento, de la postración económica en que se encuentran, relegados y dependientes económica, interna y externamente de los imperialismos por intermedio de sus representantes en Perú, que nos han sumido desde la misma época de colonización propiciada por España y Occidente, desde los años 1492 hasta 1969 y los que siguen hasta hoy; perviven esta vez ya no de allí, sino de Norte América y otros; comportamientos en ideología y arte completamente ‘alienados’. Nos muestran liberar a esas etnias oprimidas, considerado ello en el libro ‘Todas las Sangres’ cuyas contradicciones más agudas cada vez, entre el capitalismo e imperialismo y las neo colonias; entre la burguesía, los terratenientes y el pueblo peruano todo; entre los trabajadores en general y los ‘indígenas’ o andinos y, finalmente, entre andinos y quienes todavía no han comprendido la esencia de lo auténticamente Andino y Nacional; están luchando en estos momentos para que se respeten principiando por su lengua, sus tierras ilícitamente expropiadas, su idiosincracia, sus costumbres provenientes desde ancestrales tiempos, sus tradiciones, leyendas, medicina natural, etc. y su respectiva liberación, plasmada esta vez también en el pensamiento proveniente de la pluma y publicaciones del Gran Amauta” (Alvarez, E. Samuel, “Literatura Andina en el Perú” (inédito).

Pero sigamos con Melgar, que al decir del Amauta Mariátegui en el ensayo “El Proceso de la Literatura, indica: “El sentimiento indígena no ha carecido totalmente de expresión en este periodo de nuestra historia literaria. Su primer expresador era Mariano Melgar. La crítica limeña lo trata con un poco de desdén( )siguiendo el camino de su impulso romántico habría encontrado una inspiración cada vez más rural, cada vez más indígena( ). Algunos yararíes de Melgar viven sólo como fragmentos de poesía popular, pero con ese título han adquirido sustancia inmortal( ). Este romántico, finalmente, se entrega apasionadamente a la revolución( ).En él la revolución no es liberalismo enciclopedista. Es fundamentalmente cálido patriotismo. Como en Pumacahua, en Melgar el sentimiento revolucionario se nutre de nuestra propia sangre y nuestra propia historia. Para Riva Agüero, el poeta de los yaravíes no es sino “un momento curioso de la literatura peruana”.Rectifiquemos, su juicio, diciendo que es el primer momento peruano de esta literatura” (1977:267).

¿Qué es entonces el Yaraví? Una composición poética, seguida de música, canto, pero no bailable, derivado del Harawi, que proviene de la práctica literaria de ancestrales pre e incas, con un transfondo de inspiración sentimental, amorosa, bucólica, campesina, en suma andina, muy poco desdeñosa, presentando especies singulares, pero en esencia muy sentimentales y amorosos; muy bien Melgar supo plasmarlos en aquellos yaravíes, escuchado por boca de los qhipukamayoq, hamaut´as y jefes de panakas que quedaron todavía en aquellos tiempos, haciendo llegar hasta dichos momentos en forma oral y de generación en generación; fueron traducidos, y escritos en español sin perder su esencia tanto poética como musical y, de canto, han quedado inmortales y para la posteridad, he ahí que el mal llamado “indio” por equivocación de Colombo (5), no debió equivocarse, pues hoy en día nada hubiéramos tenido que estar discrepando sobre presencia de indios, indígenas, campesinos, hombres del tahuantinsuyo, aborígenes, nativos, etc. Pero lo más correcto que podríamos expresar a estas alturas, es quizá corroborando con el eminente Arqueólogo e Historiador, Dr. Julio César Tello Rojas, quien cree que la cultura primigenia de América nació en los andes, desde donde se propagó y se deslizó para forjar posteriormente el gran Imperio de los Incas, comparado con las culturas de meso y norte América, aún con las de Indias, China, Mesopotamia, Egipto, etc. etc.

A partir de nuestra Concepción del Mundo Andino, encontramos entonces que los harawis son las máximas expresiones poéticas más genuinas y auténticas de nuestros ancestrales incas, los mismos que han sido expresados por harawiqkukuna, hawareqkuna, uywamanta rimaqkuna, willakuyqkuna, yachacheqkuna, etc. (6) y, en las lenguas utilizadas esos tiempos, que inclusive estuvieron en plena formación, que seguramente provinieron desde el Arawa o Aruwa(7), pasando por el Uro, Pukina (8), Aru, Haqaru, Quechua y Aymara(9) y todas las más de setenta y cinco lenguas de las que actualmente son utilizados por hablantes en nuestra amazonía peruana y hasta donde se extendió los territorios conquistados por los antepasados incas, antes de la llegada de los españoles y otros aparatos colonizadores hasta el Wala Yala (10).

A continuación damos conocer el yaraví escrito por Mariano Melgar, fue interpretado por los “Hermanos Portugal” de Arequipa, en la década de1960 a 1970 en una grabación LP., publicado en diferentes libros de Literatura del nivel nacional.

Yaraví I

Todo mi afecto puse en una ingrata;
Y ella constante me llegó a olvidar.
Sí así, sí así se trata
Un afecto sincero.
Amor, amor no quiero.
No quiero amar.

Juramos ser yo suyo y ella mía:
yo cumplí y ella no se acordó más.
Mayor, mayor falsía
jamás hallar espero.
Amor, amor no quiero,
no quiero más amar.

Mi gloria fue en su tiempo firmeza;
y hoy su inconstancia vil me hace pensar.
Fuera, fuera bajeza
que durará mi esmero.
Amor, amor no quiero,
no quiero amor.

NOTAS:

(1) Es derivado de Awya Yala que probablemente está en lengua Aruwa o Arawa, antes del arribo de los españoles y otros colonizadores, provenientes de Europa y Occidente.

(2) El Profesor Flórez – Aybar, Jorge, nos ilustra bastante con sus análisis sobre Indigenismo, Neo Indigenismo, Andinismo, Literatura India, etc. como queriéndose ubicar como escritor en alguna de dichas corrientes.

(3) En la corriente andina, como en la indigenista, se tiene en cuenta la Filosofía Andina, como componente, rasgos o elementos indispensables concernientes.

(4) En algún tiempo, se aseveró que el Cronista Guamán Poma de Ayala era “indio”, pero investigaciones posteriores, indican que fue mestizo.

(5) Está en Lengua Italiana, de dónde provino Colón.

(6) Eran los poetas, narradores, fabulistas, narradores de cuentos y profesores que el incanato desarrollaron esos oficios.

(7) Primigenia Lengua que utilizaron los pobladores de aquellos tiempos en estas tierras.

(8) Son las primigenias lenguas utilizados en tierras del antiguo Puno, que se irradiaron mejor desde el viaje sin retorno de los poderosos Mallku Qhapaq y Mama Aklla (verdaderos nombres de los mal llamados Manco Cápac y Mama Ocllo, en el Español). Según Decreto de las NN. UU. los pueblos originarios tienen el derecho de expresarse en sus propias lenguas, por lo que desde el punto de vista de nuestra identidad qolla, peruana y awyayalina mejor utilizar así. En lugar de manco, en Español, significa sin brazos y cápac, no tiene significado.

(9) Según nuestras investigaciones, son también Lenguas Modernas, que evolucionaron y se forjaron en el mismo tiempo que las Lenguas Romances, Neolatinas y/o Modernas, rigen en la actualidad.

(10) Nombre de Sud América, probablemente en la primigenia Lengua Aruwa o Arawa.


Fuente: http://www.losandes.com.pe/oweb/Cultural/20110814/53829.html