Roger Hernández Sánchez

El presidente de la República, Martín Vizcarra, anunció este domingo la presentación de una cuestión de confianza ante el Congreso en torno a cuatro proyectos de reforma política y judicial presentados por el Ejecutivo hace 40 días.

“Respetuoso de la Constitución que juré respetar y hacer respetar, acudo a ella poniendo como testigo a todos los peruanos e invoco la aplicación de su artículo 133″, sostuvo el mandatario en un mensaje a la Nación.

En su pronunciamiento, Vizcarra atribuyó el uso del mecanismo a un intento de”aprobar las cuatro reformas constitucionales” presentadas por el gobierno. El presidente convocó a una sesión extraordinaria del Pleno del Parlamento, de acuerdo al inciso 6 del articulo 118 de la Constitución, a fin de debatir la cuestión de confianza el día miércoles 19 a las 8:00 am.

Hoy, horas después del mensaje presidencial, el primer ministro César Villanueva oficializó la cuestión de confianza a nombre del Gabinete Ministerial.

-¿Qué es la cuestión de confianza?-
La cuestión de confianza es un instrumento constitucional regulado por los artículos 130, 132, 133 y 134 de la Constitución Política del Perú. Mediante estos el Poder Ejecutivo puede solicitar el apoyo de la mitad más uno del número legal de congresistas ante circunstancias que exijan respaldo político.

En este caso, el oficio dirigido por Villanueva a la presidencia del Congreso alude a una “afectación grave e irrazonable a la Política General de Gobierno” como sustento de la cuestión de confianza presentada.

La dilación de más de 40 días en el debate de la reforma política y judicial supone, a ojos del Ejecutivo, una afectación a tres ejes de dicha política: la integridad, la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional para la gobernabilidad del país.

La cuestión de confianza se presenta como un pedido de apoyo ante las política del gobierno, no como un intento de aprobar las reformas en la sesión del miércoles.

-¿Cuándo se presenta?-
La cuestión de confianza debe ser planteada por iniciativa ministerial, como lo hizo hoy el primer ministro Villanueva.

Según el artículo 133 de la Constitución, “el Presidente del Consejo de Ministros puede plantear ante el Congreso una cuestión de confianza a nombre del Consejo”. La Carta Magna no establece requisitos ni restricciones para el uso de dicha facultad.

Si el Parlamento le rechaza la confianza al Presidente del Consejo de Ministros, la Constitución detalla que “se producirá la crisis total del gabinete”. Tras dos negativas de confianza a un Gabinete Ministerial, el jefe del Estado estará facultado para disolver el Parlamento.

-Cierre del Congreso-
En ese sentido, el oficio enviado por el jefe del Gabinete Ministerial contabiliza la nueva cuestión de confianza como la segunda “en lo que va del gobierno 2016-2021”.

Con esa frase el primer ministro deja claro que el rechazo de la confianza al ex primer ministro Fernando Zavala, bajo la gestión de Pedro Pablo Kuczynski, es tomada por el actual gobierno como la primera en el camino hacia un eventual cierre del Congreso.

El artículo 134 de la Constitución establece que “el decreto de disolución contiene la convocatoria a elecciones para un nuevo Congreso”. Las eventuales elecciones se deberán realizar dentro de los cuatro meses posteriores a la fecha de disolución “sin que pueda alterar el sistema electoral preexistente”.

El Parlamento no podrá disolverse en el último año de mandato. Efectuada la disolución, la Comisión Permanente del Congreso se mantendrá en funciones ya que “no puede ser disuelta”, según detalla la Carta Magna.

-Antecedentes del actual período gubernamental-
En setiembre del 2017, el entonces titular del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, interpuso una cuestión de confianza ante el Congreso tras el anuncio de la presentación de una moción de censura contra la ministra de Educación, Marilú Martens.

Dicho anuncio fue dado a conocer durante una conferencia de prensa en compañía de los integrantes del Gabinete. Sin embargo, el Parlamento rechazó el recurso interpuesto por Zavala, lo cual dio pie a la crisis total del Consejo de Ministros y obligó al entonces titular de la PCM, así como a otros ministros, a renunciar a sus cargos.

-Controversia-
Luego de la renuncia del gabinete Zavala, el Congreso de la República modificó el artículo 86 de su reglamento e incluyó el siguiente texto: “No procede la interposición de una cuestión de confianza cuando esté destinada a promover, interrumpir o impedir la aprobación de una norma o un procedimiento legislativo o de control político”.

La bancada de Peruanos por el Kambio presentó una demanda de inconstitucionalidad sobre la referida modificación. El Tribunal Constitucional anunció que vería el caso este 28 de setiembre en Arequipa.