Iván Álvarez Arredondo

Después de posicionarse como la quinta marca más vendida al término del 2016, Suzuki ha apostado por pisar aun más el acelerador con la mirada puesta en colocar 10.500 unidades al término del año, impulsado principalmente por las ventas en el segmento hatchback.

De enero a agosto, la marca japonesa ya ha vendido alrededor de 7 mil unidades, una cifra que muestra un aumento interanual de 16%. El crecimiento ha sido apuntalado por la demanda de vehículos en las categorías hatchback y SUV, que hoy representan el 41% y 36% respectivamente del total de las ventas de la compañía.

Y el resultado no es casual. Verónika Pardo, gerente general de Suzuki en el Perú, señala que para impulsar las colocaciones, la empresa se ha enfocado en fortalecer su oferta en el segmento hatchback con la ampliación y renovación de su portafolio. A los modelos Alto, Celerio y Swift, se sumaron el Baleno e Ignis en noviembre del 2016. Y hace dos semanas, la marca presentó la nueva generación de su modelo icónico Swift.

“Los modelos hatchback están aportando casi 70 unidades al mes a las ventas totales. Y nuestra participación en esta categoría ha crecido de 13% a 18% entre enero y julio”, asevera Pardo.

Una estrategia similar se aplicó en el segmento de SUV. En junio, Suzuki lanzó ediciones limitadas de sus modelos Grand Nomade y Vitara, que ahora también contribuyen con alrededor de 70 unidades mensuales a las ventas totales.

PRESENCIA EN PROVINCIAS
Otro factor que ha favorecido el aumento de las ventas de Suzuki es la ampliación de su red de concesionarios.

Si bien en Lima cuenta con 14 puntos de venta operativos, Pardo señala que para este año la compañía apostó por reforzar su presencia al interior. Así, se ejecutó un plan de inversiones de US$3 millones para abrir locales en Chiclayo, Chimbote, Chincha, Cusco y Huancayo, y solo en esta última plaza está pendiente la apertura.

“En total serán 14 tiendas en funcionamiento en provincias al término del 2017”, anota la ejecutiva.

Con esta mayor cobertura, Pardo dice que Suzuki buscará atender las necesidades de aquellos clientes particulares en provincias que están dispuestos a pagar más por estilo y diseño, pero que al mismo tiempo se preocupan por el perfomance y el rendimiento de combustible. “También vamos a impulsar las ventas de nuestros vehículos comerciales, que tienen un alto potencial en la sierra y selva”, agrega.

EL DATO
– Suzuki alista un último lanzamiento para este año. Se trata de un modelo sedán que presentará en el próximo motorshow.