Para el primer trimestre del 2017 continuará la evolución positiva de las cuentas externas del Perú, lo que permitiría que las RIN se sitúen en alrededor de US$ 62,500 millones a fines de marzo, afirmó el banco Scotiabank.

No obstante, es probable que no se registre nuevamente un superávit en cuenta corriente puesto que, debido a razones estacionales, las exportaciones del primer trimestre normalmente son inferiores a las del cuarto trimestre, precisó.

A pesar de ello la cuenta corriente mostraría una significativa mejora respecto del primer trimestre del 2016, gracias al previsto superávit de la balanza comercial, como resultado del mayor embarque de cobre y harina de pescado y del alza del precio de los metales.

La cuenta financiera mostraría un flujo de capitales positivo, similar al registrado en el cuarto trimestre del 2016 pero menor al del primer trimestre del mismo año, indicó el analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Pablo Nano.

“La principal razón es que asumimos como supuesto que no se realizará una emisión de deuda pública externa a diferencia de la colocación de bonos globales en euros por un monto equivalente a US$ 1,150 millones realizada en el primer trimestre del 2016”, indicó.

También prevé que continuará la tendencia ascendente de la Inversión Extranjera Directa (IED) producto de la mayor reinversión de utilidades de empresas extranjeras, en especial mineras ante los mejores precios, lo que sería compensado por el menor flujo neto de préstamos del exterior.

Cuarto trimestre
Las cuentas externas del Perú registraron una evolución favorable en el cuarto trimestre del 2016, aunque el ritmo de acumulación de RIN fue menor respecto al tercer trimestre del año pasado.

A pesar de ello, las RIN alcanzaron US$ 61,686 millones, monto similar a la proyección del Scotiabank de US$ 61,775 millones y equivalente al 32% del Producto Bruto Interno (PBI) y a 21 meses de importaciones, comentó en el Reporte Semanal del banco.

El comportamiento favorable de la balanza de pagos estuvo sustentado en la obtención de un superávit en la balanza en cuenta corriente -por primera vez en siete años- gracias a la significativa mejora de la balanza comercial -destacando en particular las mayores exportaciones mineras- así como por mayores transferencias asociadas a ingresos extraordinarios por concepto de pago de Impuesto a la Renta de inversionistas no residentes.

Lo anterior fue parcialmente contrarrestado por un menor flujo de capitales registrado en la cuenta financiera como consecuencia de la salida de capitales de corto plazo y la menor colocación de deuda pública en el exterior.

LEAVE A REPLY