Informe. Si bien los capitales mineros son importantes para el crecimiento del país, es fundamental captar mayores recursos para el desarrollo de actividades que creen nuevas fuentes de ingresos en forma sostenida.

Sonia Dominguezsdominguez@editoraperu.com.pe

El Perú se consolidará como uno de los principales centros de destino de las inversiones en América Latina en los próximos años, no solo para la explotación de sus recursos naturales sino también para el desarrollo de sectores con potencial para la generación de valor agregado.

La directora asociada de calificación soberana de América Latina de la agencia Fitch Ratings, Kelli Bissett-Tom, resaltó que la estabilidad de la economía peruana permite atraer inversiones para diversos sectores productivos.

“Los inversionistas nos dicen que siguen con mucho interés al Perú, sobre todo a la actividad minera, además de otros sectores con potencial de crecimiento”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Entre otras actividades de interés, resaltó el maderero y planes agroindustriales para el desarrollo de cultivos de cacao, productos alternativos y variedades de mayor agregado.

Potencial

Resaltó que también hay gran interés en el segmento pesquero, que implica el desarrollo de diversos productos para consumo humano directo, cuyo potencial de crecimiento radica en la mayor demanda que tienen en el mercado internacional.

Se prevén, además, más oportunidades en el aumento de la productividad en el sector servicios. A ello sumó el desarrollo de proyectos de infraestructura en diversas partes del país.

El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) informó recientemente que el sector forestal será una de sus prioridades en el segundo año de su gestión. “En el Perú hay 73 millones de hectáreas de bosques, pero apenas se registran exportaciones por 200 millones de dólares anuales.

La inversión comprometida en el sector forestal alcanza los 1,400 millones de dólares. Su desarrollo permitirá elevar la oferta de madera en las regiones de Huánuco, San Martín y Madre de Dios.

Por su parte, el presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Alfonso Miranda Eyzaguirre, proyecta que las exportaciones de productos pesqueros para consumo humano y los procedentes de la actividad acuícola reportarán este año un mejor desempeño que en 2016, al registrar ventas por 1,539.75 millones de dólares.

El crecimiento de 25% que se registraría este año con estas operaciones comerciales permitirá atraer un mayor número de inversionistas para el desarrollo de esta actividad.

Obras

Bissett-Tom comentó que el objetivo de reducir el déficit en infraestructura para el Perú es de suma importancia, no solo para el crecimiento del producto bruto interno (PBI) peruano sino también para mejorar la productividad y crear espacios para atraer nuevas inversiones en otras regiones del país.

“Todo ello también contribuirá con la creación de condiciones para el desarrollo de nuevas industrias en las regiones. En este caso, por ejemplo, destaca la construcción del gasoducto del sur”, manifestó.

Asimismo, resaltó el desarrollo de inversiones para infraestructura en los sectores de salud y educación.

Fortaleza

El Fenómeno de El Niño Costero afectó las proyecciones de crecimiento económico peruano para este año, pero no impactó en la calificación de la deuda soberana del Perú, afirmó Bissett-Tom.

A pesar de ello, el ritmo de crecimiento del Perú está por encima de los países que también tienen la categoría de BBB.

Resaltó que el Perú posee espacio para cubrir déficits fiscales moderados.

Datos

Fitch Ratings proyecta que la economía peruana crecerá 2.3% este año y 3.7% durante 2018.

Reconoce que la administración pública está tomando medidas para estabilizar los ingresos (ampliar la base impositiva y disminuir la tasa de evasión).