Bloomberg.- Los gigantes hipotecarios de Estados Unidos Fannie Mae y Freddie Mac podría necesitar casi US$ 100,000 millones en dinero de rescate en caso de una nueva crisis económica, según los resultados de pruebas de resistencia publicados el lunes por su regulador.

Las compañías tendrían que recaudar entre US$ 34,800 millones y US$ 99,600 millones en ayuda del Tesoro bajo un escenario “severamente adverso”, dependiendo de cómo trataron los activos usados ​​para compensar los impuestos, dijo la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda (FHFA, por su sigla en inglés) en su informe.

Las pérdidas dejarían entre US$ 158,400 millones y US$ 223,200 millones disponibles para las compañías bajo sus acuerdos de rescate.

Fannie y Freddie, al igual que otras grandes empresas financieras, están obligadas por la Ley Dodd-Frank a pasar por pruebas anuales de su capacidad para soportar una gran recesión.

Es probable que los resultados sean utilizados tanto por los proponentes de dejar que las dos compañías levanten una reserva de capital más grande como por algunas autoridades que piensan que tal esfuerzo no es necesario.

Los términos actuales de sus acuerdos de rescate requieren a Fannie y Freddie que entreguen casi todas las ganancias al Tesoro en forma de pagos de dividendos.

Actualmente se les permite mantener un colchón de capital de US$ 600 millones a cada una, y el nivel caerá a cero el próximo año.

El director de la FHFA, Mel Watt, ha advertido en contra de permitir que las reservas desaparezcan y dijo que puede permitir que las compañías construyan algún capital.

Las ganancias retenidas, que reducirían el dividendo de los contribuyentes, solo serían suficientes para protegerse de pequeñas pérdidas en lugar del dramático impacto de una crisis severa, dijeron Watt y otros funcionarios de la FHFA.

Si bien Fannie y Freddie no tienen un colchón de capital significativo, han tomado otras medidas en los últimos ocho años para reducir su riesgo de pérdidas en otra crisis.

Las empresas están experimentando sus tasas de incumplimiento de pago más bajas en años, y ambas han acelerado las ventas de nuevos valores diseñados para protegerse de algunas pérdidas si aumentan los impagos.

Fannie y Freddie no dan hipotecas, sino que las compran a los prestamistas, las agrupan en valores y hacen garantías a los inversores en caso de que los préstamos sean incumplidos. Juntas respaldan más de US$4 billones en valores.

Dinero de rescate
El gobierno de EE.UU. asumió el control de Fannie y Freddie en 2008, inyectándoles US$ 187,500 millones en dinero de rescate. Habrán pagado a los contribuyentes alrededor de US$ 275,900 millones a finales del próximo mes, asumiendo que paguen su dividendo combinado de septiembre de aproximadamente US$ 5,000 millones.

Las compañías tienen hasta US$ 258,000 millones en financiación de contribuyentes disponible de ser necesario.


LEAVE A REPLY