La primera ministra Mercedes Aráoz tuvo duras críticas contra la decisión del pleno del Congreso de aprobar por mayoría un proyecto de ley del congresista aprista Mauricio Mulder que cambia las reglas de la moción de censura y la cuestión de confianza.

Según consideró la jefa del Gabinete, la medida es inconstitucional y sui géneris, pues se está modificando la Carta Magna a través del Reglamento del Congreso. Calificó, además, de “atropello” que la iniciativa legislativa haya sido exonerada de dictamen en la Comisión de Constitución.

Consultada por la prensa por cuál sería la intención del Parlamento con esa medida, Aráoz indicó que de repente se quiso “asustar” o se pensó que ella iba a pedir una cuestión de confianza en medio del pedido de vacancia contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

“Ya no sé qué quieren. Están saboteando al régimen, sí. Y están saboteando lo más importante, la democracia. Están saboteando la capacidad de gestionar adecuadamente para trabajar por el pueblo”, dijo respecto al actual contexto político.

Insistió además en que las recientes decisiones en el Congreso son graves, afectan al desarrollo del país y se deben a “caprichos políticos que son errados”.

“La verdad, quieren evitar que nosotros trabajemos continuamente por el pueblo. Y eso se los va a cobrar el pueblo”, sentenció.

Como se informó, el Congreso aprobó anoche modificar su reglamento para que no se considere una “crisis total” del Gabinete si el jefe del Estado ratifica a algunos de sus ministros tras una censura o rechazo de la confianza. De lo contrario, no podrá ser contada para disolver el Congreso si ocurre por segunda vez, como indica la Constitución.

Además, indican que no procede una cuestión de confianza cuando esté destinada a promover o impedir la aprobación de una norma o un procedimiento de control político, como una interpelación o censura a un ministro.

—Confía en lealtad de Vizcarra—
Mercedes Aráoz también señaló estar confiada en que el primer vicepresidente y embajador en Canadá, Martín Vizcarra, mantiene la lealtad con el presidente Kuczynski y con la gobernabilidad.

Sin embargo, dijo respetar la opinión de congresistas oficialistas que le piden a Vizcarra pronunciarse. En tanto, manifestó que no apoyará alguna medida que afecte la estabilidad política del país. Por ello, calificó de “circo” las intenciones desde el Parlamento.


LEAVE A REPLY