Rompecabezas perdido
con piezas que no encajan
vacíos como un día sin ti
en este paraíso perdido

Mil caminos bifurcados
cuando tu voz se ausenta
como plagiando un laberinto
que solo encuentra puertas

Melodías que hablan
cerrando los ojos al mundo
sin dejarse oír por el cielo
ni cantarse por los suelos

Linea de sonidos vacíos
que pierden colores en tu ausencia
en esos segundos infinitos
que aparecen en un palpitar

Canciones inconclusas
dejan las guitarras del tiempo
cuando ese rasgar melódico
pierde el compás de tu piel

Cielos sin sol
careciendo de ese calor sereno
que enciende las almas
dejando latidos de nubes

Esos minutos eternos
son los que vuelan en el aire
cuando tu voz se esconde
en esos latidos de ausencia


José Carlos Botto Cayo

LEAVE A REPLY