A la mujer soñadora

Bajo la sombra del Necromante
se esconde una princesa
tan callada
como la brisa del mar

En el silencio del tiempo
toma historias
hilvanándolas como poeta
creando nuevos romances

Ella es inmortal como la arena
y esconde bajo su sonrisa
una piel de oro
tatuada en los tiempos del amor

La princesa crea historias
recreando así su felicidad
que bajo el silencio
deja crecer en las nubes


José Carlos Botto Cayo