Juan Manuel Dicenta

No siempre se tiene la oportunidad de hablar de ciencia con dos personas que destacan por su pasión por la investigadora, uno está ya jubuilado y es profesor emérito de la Universidad de de Granada, el Dr. Ingeniero de caminos, Canales y Puertos, Miguel Losada. El otro, más joven y alumno de Losada, el algecireño Andrés Payo que en la actualidad realiza su trabajo de investigación en la Universidad de Oxford y ha trabajado con más de un Premio Nobel. Nos acompañaba además en los estudios de Radio Algeciras la presidenta de Diverciencia Ana Villaescusa.

Payo llegó a la ciencia, como él mismo cuenta, casi por casualidad, no le gustaban mucho las clases pero los vídeos del capitán Jacques Cousteau le acercaron la profundidad del mar y la curiosidad necesaria para convertirse en investigador. Andrés payo no sabía que sería científico pero sí tenía clara una cosa, le apasionaban las Ciencias del Mar. Cursó la carrera en Cádiz, luego pasó por Granada, Estados Unidos y Japón para continuar su formación y convertirse en un referente en la ingeniería marina. Andrés usa la ciencia para entender y poder anticiparse a inundaciones, pero también a las grandes migraciones relacionadas con los cambios ambientales.

Por su parte Miguel Ángel Losada ha sido director del Grupo de Dinámica de Flujos. Este grupo nace en 1998 cuando el Profesor Miguel A. Losada, Director del Grupo de Oceanográfica y de Costas de la Universidad de Cantabria se traslada a la Universidad de Granada para comenzar su andadura en el estudio e investigación de Ingeniería de Costas en Andalucía.

La Junta de Andalucía encargó hace unos años, al grupo dirigido por Losada, un informe sobre la Duna de Valdevaqueros para solucionar los problemas que ocasionan los cortes de carretera que se producenn cuando la duna avanza cortando el acceso a la zona de Paloma Baja. Se propusieron diferentes alternativas y se anunció que de no tomarse medidas la carretera quedaría sepultada por la duna. La administración decidió finalmente cambiar el trazado del acceso desoyendo el resto de posibilidades que ofrecía el estudio del equipo de Losada.

Con ellos y con Ana Villaescusa hemos tenido oportunidad de conversar de los cambios climáticos y ambientales que produce la mano del hombre. Losada nos invitaba a descargarnos las imágenes de la costa andaluza en 1955 y la comparemos con la imagen más actual. “Veremos lo que había y lo que hay ahora; y cuando alguien dice es que el mar me ha ocupado… No lo que usted ha ocupado”. Losada comentaba que más del 80% de los problemas que se están denunciando ahora en Andalucía, por el llamadao cambio climático, son simplemente ocupación indebida de un territorio que el mar tiene como zona de movilidad y de adaptación a su propia vida. Losada anuncia que si seguimos ocupandonos del problema de manera simplona y sin una perspectiva de medio plazo “los problemas que hemos padecido este invierno en la costa se repetirán, una y otra vez. El legado que dejaremos a nuestros nietos será insoportable. No se puede tomar medidas a cuatro años hay que tomarlas a cien años vista”.


LEAVE A REPLY