Karoon es una de las empresas que tiene operaciones petroleras offshore en el Perú, principalmente en Lote Z-38 en el mar de Tumbes, y para hacerlo, para extraer crudo de esa zona, se enfrenta dos desafíos que el país no ha logrado resolver: falta de infraestructura y una deficiente logística.

Durante su presentación en el Perú Energía 2017, Tim Hosking, gerente general de Karoon para Perú y Brasil, dijo que para impulsar las actividades offshore en el país, primero se deben resolver muchos problemas.

Uno de ellos es la capacidad del puerto de Paita, ya que no pueden atracar barcos más grandes y a veces hasta equipos importados y necesarios para la explotación de crudo en operaciones offshore.

“El puerto de Paita es muy pequeño para las operaciones mar adentro”, dijo el ejecutivo.

Otro de los grandes desafíos es el escaso personal entrenado para maniobrar un helicóptero, que en el mundo es el principal modo de transporte hacia una operación offshore.

No obstante, subrayó que los costos del uso de helicópteros se disparan en el Perú dado que el lugar más cercano a Tumbes para recargar sus tanques de combustible es el aeropuerto de Talara, en la región de Piura.

“No hay helicópteros para actividades offshore en Perú”, dijo Hosking.

El ejecutivo de la petrolera australiana aseveró que un gran desafío que el Perú debe resolver es su eficiencia frente a un hipotético derrame de crudo en el mar.

“Hay una limitada respuesta de equipos frente a un derrame de petróleo y personal entrenado”, advirtió.

Karoon es una empresa de exploración de petróleo y gas centrada en América del Sur, y es además la que pretende perforar el pozo offshore más profundo del país este año.


LEAVE A REPLY