Paul Herrera Guerra

El titular del equipo técnico de implementación de la nueva Ley procesal de trabajo efectúa un balance de su aplicación. Así, detalla algunos ajustes por efectuar y explica los beneficios del expediente electrónico para la justicia en general.

¿Cómo evalúa el proceso de implementación de la Nueva Ley Procesal del Trabajo (NLPT)?

–A la fecha, la NLPT ha sido implementada en 24 cortes. Sin embargo, aún faltan otras diez. Para este año, esperamos avanzar con los distritos judiciales de Piura, Ayacucho, Amazonas y Huaura. También se reforzarán las cortes donde se aplicó la reforma procesal laboral con recursos propios, como son las de Huánuco, Sullana, Cañete y Loreto.

–¿Los resultados de esta reforma son alentadores?

–Sin duda. Los datos estadísticos reflejan que aún en un escenario complicado, como el que atraviesan los órganos jurisdiccionales laborales que aplican la NLPT, continúa siendo mucho mejor en tiempos que la ley anterior. Por ejemplo, a diciembre del 2017, con la ley anterior, un proceso laboral tenía una duración de 1,175 días, mientras que con la nueva ley, pese a las dificultades advertidas, el tiempo es de 685 días.

–¿Una disminución en la celeridad de estos procesos bajo la NLPT?

–En la mayoría de los casos por la carga procesal, en otros es porque el funcionamiento de los módulos corporativos no está bien afiatado, es decir, se deben reforzar las funciones del administrador, del juez coordinador, de los auxiliares que integran el módulo, pero que son en las cortes pequeñas. Hemos prestado atención a las cortes más grandes, con mayor carga, como son Lima, Lambayeque, Trujillo en parte y Cajamarca, para reforzar la ayuda y tratar de sacarlas del atraso que experimentan en sus procesos laborales.

–Según la experiencia de la aplicación de la NLPT, ¿conviene efectuar algunas modificaciones o ajustes a la norma?

–El año pasado, el Ministerio de Trabajo convocó a una comisión integrada por expertos en materia laboral para proponer algunas modificaciones a la NLPT. Por el Poder Judicial fue designado el doctor Javier Arévalo, quien nos ha alcanzado algunos avances de esta comisión y está por presentarse algunas propuestas referidas al tema de la competencia para elevar más las cuantías, a fin de que algunos procesos puedan ser conocidos por los jueces de paz letrado y evitar que esos casos lleguen a las instancias superiores y queden zanjadas las controversias en los juzgados especializados. Otra iniciativa está referida a la dinámica del juicio oral, a los mecanismos de impugnación, como variar las causales que pueden ser invocadas por las partes para impugnar mediante el recurso de casación las resoluciones de las salas superiores. También existe un proyecto de la Corte de Lima que plantea cambios vinculados al proceso mismo, a fin de que este ya no se realice en dos audiencias, sino en una, en que se incorpore la conciliación, así como incrementar las cuantías para que los jueces de paz letrados conozcan algunos procesos que hoy no atienden.

–¿Cuándo culminará el proceso de implementación de la NLPT?

–El plan inicial era terminar esta implementación en el 2018. Eso no será posible por falta de recursos económicos. En realidad, la idea nuestra es que en la situación en que se encuentra la aplicación de la NLPT no es porque la ley sea mala, no es porque la oralidad, la inmediación y la concentración de actos procesales que vienen como principios medulares del nuevo modelo sean incorrectos, sino porque la atención que el Estado debió dar a esta ley no ha sido la más óptima. Ahora, según lo que estamos observando respecto a la implementación de la NLPT, y si seguimos a este ritmo, la instauración de la NLPT en todo el país debería culminar el próximo año o, a más tardar, el 2020. Si en el 2019 la NLPT se implementa en otras cuatro cortes y no en seis como se prevé, este nuevo modelo procesal se implementaría en las dos últimas cortes en el 2020. Por eso, el proceso de implementación de la NLPT en todas las cortes del país culminaría, a más tardar, el 2020.

–¿Se tiene un modelo o un perfil del tiempo de duración que deben tener las audiencias bajo la NLPT?

–Es relativo porque va a depender de la complejidad del proceso, las pretensiones, el tipo de controversia, pero lo regular es que una audiencia normal de conflicto donde hay una o dos pretensiones no debe durar más de media hora; pero hay casos en que las audiencias requieren de hora y media. Con técnicas de conducción de audiencias podrían ganarse tiempos en el desarrollo de las audiencias para que el juez pueda poner más audiencias en un día. Si el magistrado tiene tres audiencias en un día, tendrá tres sentencias, y así sucesivamente. Por eso, son muy importantes las técnicas para conducir la audiencia.

Expediente electrónico

¿Se implementará el expediente electrónico en más juzgados laborales?

–Hay 24 órganos jurisdiccionales laborales en Lima que aplican el expediente electrónico. Pero la idea es que el expediente electrónico escale en todo el país, en todas las cortes. Aquí se prevé una inversión del Poder Judicial y el sistema de justicia, con ayuda del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, de casi 200 millones de dólares, y una contrapartida del Estado de otros 200 millones, con lo cual se invertirán 400 millones en los próximos cinco años. El objetivo, insisto, será implementar el expediente electrónico en todas las cortes y en todas las especialidades.

¿Y en lo penal?

–En el proceso penal, la dinámica de la organización del despacho involucra al Ministerio Público y la Policía Nacional; de lo contrario, todo se traba. Por eso, con la inversión esperada se estará incorporando a la fiscalía, Policía y sector Justicia.


LEAVE A REPLY