Malos empresarios pretendían beneficiarse con crédito fiscal, afirman.

Como resultado de una denuncia presentada por la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), dos nuevos empresarios fueron sancionados a cuatro años de prisión efectiva por el uso de facturas falsas, a fin de beneficiarse ilícitamente con el crédito fiscal.

Así, la Sala Penal Superior de la Corte de Justicia de Tacna también dispuso a los ejecutivos el pago de una reparación civil estimado en 1’341,673 soles a favor del Estado, por los daños y perjuicios ocasionados al erario.

Según las investigaciones de este caso, identificado durante las labores de fiscalización de rutina a cargo de la Sunat, los representantes de la empresa sancionada pretendían sustentar operaciones inexistentes de compra de suministros, servicios y depreciación de activos fijos, con el propósito de aparentar una pérdida tributaria para reducir el pago correspondiente del impuesto a la renta (IR).

Transacciones falsas

Los empresarios sentenciados, de ese modo, buscaban justificar transacciones no realizadas para el aprovechamiento irregular de un crédito fiscal ascendente a 447,174 soles. Acciones ilícitas que correspondían a los períodos fiscales de los años 1999, 2000 y 2001.

Debido al número de elementos probatorios presentados por la Intendencia Regional Tacna de la Sunat, en el marco del respectivo proceso judicial y obtenidos durante el procedimiento de fiscalización tributaria, los empresarios reconocieron su participación activa en los hechos delictivos.

Todo esto justificó la decisión del Poder Judicial de disponer la pronta detención y condena de los empresarios.

Ante ello, la administración tributaria reitera que el uso de este tipo de modalidades de evasión se observa administrativa y se denuncia penalmente porque afecta los ingresos del Estado, y de ese modo, el bienestar y el desarrollo de todos los ciudadanos.

Importa precisar que la evasión del impuesto general a las ventas (IGV) al emitir facturas falsas por operaciones no reales, ya en el 2015, implicaba pérdidas anuales en la recaudación de hasta cinco mil millones de soles.

De ahí que se inició una vasta estrategia integral de lucha contra las operaciones no reales, como la identificación oportuna de los posibles proveedores de facturas falsas desde su inscripción en el RUC, la revisión de la información electrónica, la investigación de los casos detectados por equipos especializados y, sobre todo, la inmediata denuncia al Ministerio Público de la presunción de delito tributario, detalló la Sunat.

Recuperarán deuda

Este viernes 27, la Sunat realizará un nuevo remate en que subastará diversos bienes muebles e inmuebles como viviendas, un departamento, locales comerciales, lotes de aceite para autos y rollos de tela, por un valor total superior a los tres millones de soles.

Dichos remates constituyen la etapa final del proceso de cobranza coactiva, en el que el ente recaudador brinda una serie de facilidades a los contribuyentes para que puedan regularizar su situación antes de efectuar el embargo de bienes, informó la institución.